Capacity.es

El que conoce el arte de vivir consigo mismo, ignora el aburrimiento

Capacity.es

Disfruta con lo que haces, sin que sea un sacrificio

Capacity.es

La mejor forma de predecir el futuro es creándolo

Capacity.es

La fuerza no proviene de la capacidad física, si no de la voluntad del alma

Capacity.es

La vida son los lugares que nos quitan la respiración

sábado, 28 de febrero de 2015

Interesante Guía: "De Twitter al Cielo: cómo encontrar trabajo con Twitter"


Fragmento gratuito del libro 'De Twitter al Cielo' de Oscar Del Santo titulado: 'Cómo encontrar trabajo con Twitter'


Fuente: Oscar Del Santo
Share:

El aprendizaje del niño mejora cuando se asocian sonidos con imágenes


El ser humano tiene una gran capacidad de memoria, una excelente memoria que se ve estimulada, sobre todo, si se utilizan imágenes y sonidos.
Tenemos varios ejemplos de ello: por un lado, el ser humano, desde el principio de su andadura por este planeta, ha buscado abstraerse mediante las primitivas representaciones que realizaron en las cuevas, lo que permitía incrementar el conocimiento de nuestros antepasados del medio que les rodeaba; por otro lado, los sonidos, especialmente las canciones, han jugado un papel muy importante para la difusión de información relevante (los aborígenes australianos son el ejemplo perfecto de este hecho).

Ahora, siguiendo esta línea de investigación, un nuevo estudio, que ha sido publicada en la revista Cortex, ha analizado la actividad cerebral de los niños cuando ven y escuchan imágenes y sonidos simultáneamente. Los resultados no han dejado indiferente a la comunidad científica.

El cerebro del niño se activaba cuando asociaban el sonido con la imagen

gps_cerebro
Un equipo de científicos de Reino Unido y Japón ha examinado la actividad cerebral de niños de 11 meses de edad en las fases iniciales del desarrollo del lenguaje. Utilizaron palabras nuevas para designar imágenes con forma puntiaguda o redondeada. Rápidamente, los niños fueron capaces de asociar la palabra que utilizaron los investigadores con la imagen correspondiente. Además, el patrón cerebral que mostraron durante la actividad fue realmente característico:
“La actividad oscilatoria cerebral del niño se incrementó cuando escucharon la palabra que coincidía con la forma que se mostraba”, explicó uno de los autores del estudio, el Dr. Sotaro Kita de la Universidad de Warwick.

Estamos biológicamente predispuestos a aprender utilizando imágenes y sonidos

Las sorpresas no acabaron aquí, pues tras analizar las diferentes áreas del cerebro que más se activaron, los investigadores llegaron a la siguiente conclusión:
“El tráfico de comunicación entre las regiones del cerebro fue activo cuando la palabra se correspondía con la forma, pero el tráfico se hizo pesado en el hemisferio izquierdo, donde el lenguaje se procesa normalmente, cuando la palabra no coincidía con la forma. El hemisferio izquierdo tuvo que trabajar más duro para asociar la información visual y auditiva cuando no son una coincidencia natural”
¿Qué nos están diciendo estos resultados? Que estamos biólogicamente predispuestos a asociar las imágenes y los sonidos para crear con mayor facilidad nuestro lenguaje. Tal vez los motivos por los cuales exista esta predisposición se encuentre en el pasado lejano, en el periodo en el que nuestros antepasados tuvieron que apañárselas para sobrevivir en un ambiente realmente hostil donde los peligros acechaban por doquier.
En definitiva, el aprendizaje del niño mejora considerablemente cuando nos apoyamos en la utilización de los sonidos y las imágenes correspondientes. Sin duda, se encuentra en nuestra propia naturaleza.

Fuente: University of Warwick
Share:

viernes, 27 de febrero de 2015

Siete ventajas del aprendizaje basado en proyectos


El aprendizaje basado en proyectos es una metodología que reta a los alumnos a convertirse en protagonistas de su propio aprendizaje mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real.

Mucho más motivador que los métodos tradicionales, ayuda a los alumnos a desarrollar las competencias clave del siglo XXI y a alcanzar un aprendizaje significativo. A continuación, te presentamos otras de sus ventajas destacadas.

¿Te animas a aplicarlo en tus clases?

VENTAJAS DEL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

Las ventajas del aprendizaje basado en proyectos son innumerables. A continuación destacamos algunas:
  1. 1. Motiva a los alumnos a aprender. El profesor despierta la curiosidad del alumno mediante elementos ligados a su realidad que lo estimulan a investigar y aprender.
  2. 2. Desarrolla su autonomía. Los alumnos son los protagonistas del proceso: planifican el proyecto, distribuyen las tareas, ponen las ideas en común, toman sus propias decisiones y elaboran el producto.
  3. 3. Fomenta su espíritu autocrítico. Alienta a los alumnos a evaluar su propio trabajo y a detectar fallos en el proceso de trabajo con el objetivo de que aprendan de sus errores y mejoren los resultados en un futuro.

  4. 4. Refuerza sus capacidades sociales mediante el intercambio de ideas y la colaboración. Los alumnos ponen en común las ideas, debaten y acuerdan decisiones. Mediante el aprendizaje colaborativo, se apoyan los unos a los otros para aprender y conseguir un objetivo común.  
  5. 5. Facilita su alfabetización mediática e informacional. Durante la investigación desarrollan su capacidad para buscar, seleccionar, contrastar y analizar la información.
  6. 6. Promueve la creatividad. Deben poner en marcha todas las estrategias e ideas posibles para elaborar un producto que dé respuesta a la cuestión planteada. Así, pueden realizar videos, campañas, maquetas, folletos o cualquier otro elemento que apoye su respuesta. Cuanto más original sea el producto, mejor.
  7. 7. Atiende a la diversidad. Estimula tanto a los estudiantes con problemas de aprendizaje como a los alumnos más avanzados o superdotados. A los primeros les ayuda a aprender mediante la interdependencia positiva con sus compañeros, mientras que a los segundos les abre todo un campo de posibilidades para desarrollar plenamente sus capacidades.

Fuente: Aulaplaneta 
Share:

miércoles, 25 de febrero de 2015

Magnífico artículo de la realidad actual: ¿Cuánto tiene que ingresar un autónomo para ganar 938€ al mes?

Ésta publicación se ha hecho viral y ha superado el millón de visitas, es un caso real.

“Estimados” políticos que me “representan” como ciudadana:

Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Corporativa, presto servicios de comunicación y dirección de equipos. Es decir, soy autónoma y vendo tiempo. Hoy por circunstancias, el día se me hace especialmente cuesta arriba. Por eso de lo difícil que nos lo ponen a los jóvenes (y no tan jóvenes) emprendedores aquí en España.

Ya que el sistema no me crea oportunidades, hace dos años y medio decidí ser yo la que apostara por mí, y me arriesgué y emprendí. Un poco a ciegas, porque no tenía ni idea del negocio que tenéis montado con mis impuestos. Vamos a ir por partes partiendo de una conclusión clara: Señores, tengo que facturar 2.000 euros para poder ganar 938 limpios, y eso que en mi caso no tengo que pagar local ni gastos de ese tipo. ¿Estamos locos? Pues una asume el reto, pero HOY reconozco que es agotador. Vamos por partes.
  1. Mi seguro de autónoma cuesta 290€. Sin saber de entrada si voy a tener algún cliente o no, si va a ser un buen mes o no. Pero hay que pagar esa cuota y a veces me pregunto para qué, porque los derechos que luego puedo tener para bajas, pensiones o cese de actividad son de risa (o llanto, según se mire). Sin embargo, en Francia el primer año no se paga nada y se tiene derecho a todo y luego los impuestos giran en torno al beneficio. Al igual que en Reino Unido, con un seguro que oscila entre los 13 y los 58€ mensuales ¿No os da vergüencita?  Pero espera, que aún queda. Sigamos.
  2. El IVA: Vamos a continuar sumando. El 21% de lo que facturo hay que destinarlo al Estado, para nuestro “Sistema de Bienestar”, claro está. (Voy por mi calculadora)
  3. El IRPF: El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: ajam, otro 20%  aplicado a mis beneficios ¿Pero estamos locos? Y claro, cuando vas a una asesoría a darte de alta como autónoma y te explican todo esto, no piensas en lo que supone en la práctica. A mí me lo tuvo que hacer ver mi psicóloga, a quien tuve que acudir año y medio después de autoemplearme, cuando mi sistema mental se desbordó tras trabajar más de 60 horas semanales para poder abarcarlo todo.
Luego, buscando exactitud de números, le  pregunté a mi asesor, Salvador Aragonés (el mejor que conozco por cierto) lo siguiente ¿Cuánto tengo que facturar para ganar 1.000 euros? Y me hizo este cuadrito maravilloso.
casuistica
Analizando la cosa. Si quiero ganar 938,25€ tengo que ingresar 2.000€ ¡Por el amor de dios! En gastos varios metemos asesoría, teléfono, gasolina y todas esas cosas. Todo lo demás, 831€ va para el Estado.Tras ver esto, es inevitable la indignación. Perdona, ¿es mi percepción o me están robando en mi cara?
Y yo me río cuando Monedero factura en dos meses recién creada la empresa 425 mil euros , el sumario de los ordenadores de Bárcenas se pierde en la Audiencia y de regalo le dan vacaciones en Baqueira. Qué más da si nos ha robado millones de euros.  También tenemos los 2 mil millones de fraude en las formaciones en Andalucía ¡Arggggg!
¡Venga vamos! Ustedes cobrando millonadas y estafando mientras nosotros, los curritos de a pie nos partimos la cabeza para ingresar 1.000€ a costa de jornadas interminables y malvender el tiempo ¿Se entiende que esté cabreada verdad? Pues aún no he acabado.
  1. ¿A qué tengo derecho con este pago de impuestos? Déjame que dude porque siempre se ha hablado de las pensiones que le quedan a los autónomos que se supone que por ser empresarios ya somos ricos y sobrevivimos en la vejez con cuatroscientos y poco. Tampoco tengo derecho a baja, así que si no trabajo, directamente no cobro. En la mejora esa supuesta que nos hicieron dicen que sí, pero si te dan 400€, te das de baja y tienes que seguir pagando 290, las cuentas no me salen. Y luego el supuesto paro ese que tenemos. Si damos tres años de pérdidas, claro. Pues ahora decidme quién aguanta 3 años trabajando sólo para pagarles a ustedes vuestras vidas de marqueses.Perdonen que os diga, pero lo que hacéis con los empresarios se llama ESTAFAR.

Y nada, que el otro día leí un artículo que me contaba que tener ira y estar enfadada y rabiosa son sentimientos necesarios. Y hoy lo estoy porque estoy hasta el mismísimo de trabajar incansablemente y porque creo en la mentalidad emprendedora pero el sistema no lo permite.
Y como existen las redes sociales voy a colgar este texto en todas las de los políticos que vea por el camino ahora que estamos en campaña, a ver qué respuesta dan a esto y qué soluciones hay previstas. Luego hacer una recopilación por partidos.  Puede ser hasta divertido.
Terminar diciendo una cosa: en una conversación que tuve en una ocasión con alguien hace unos cuatro años yo dije: es momento de sobrevivir y esa persona me contestó: “pues yo quiero vivir”. Toditita la razón. Pero déjenme

Me gustaría ampliar con algunos comentarios más, si me permitís y os apetece seguir leyendo:
  1. Mi queja o molestia no la provoca el tener que pagar impuestos. Para nada. Asumo mi responsabilidad como contribuyente a un Sistema de Bienestar que deseo (aunque se tambalee). Lo que me indigna es el abuso  y cómo repercute en los más débiles. Aquí hablamos de autónomos pero somos muchos colectivos más los afectados. No compitamos entre nosotros, vamos a unirnos mejor.
  2. Entiendo que puede que mis números no sean 100% exactos. No hay exactitud para los autónomos y tampoco tengo la suficiente educación financiera, por qué no voy a reconocerlo. Pero este cuadro me sirve para tener como objetivo facturar 2.000€ y seguir viviendo. Lo aclaro para quienes han cuestiondado (respetablemente)el tema. El cuadro puede tener errores. Pero no he incluído (por ejemplo)  que, si me quiero ir de vacaciones, también hay que sacarlo de ese presupuesto.
  3. Que me queje no significa que quiera abandonar mi barco. Soy la capitana de mi vida y quiero seguir luchando por estar a flote. Pero también es importante alzar la voz. De hecho, no la he alzado sólo yo. Este artículo se ha convertido en viral y da lugar a la reflexión. Algo habrá que cambiar ¿o es cosa mía?
  4. Y bueno, que este fin de semana he aprendido mucho de todos, de los comentarios positivos y negativos y disculpad si aún no he dado vía libre a todos los comentarios en el blog que siguen en moderación. No he tenido tiempo físico. Pero tened la seguridad de que los estoy aprobando todo. Creo en las discrepancias y el debate, es la única fórmula para la democracia.

 Fuente: Regla Maria Gomez Tejada (Viviramimanera) 
Share:

martes, 24 de febrero de 2015

Corto educativo: 4 consejos para identificar esa oferta de trabajo que no es una oferta de trabajo


No te fíes de las ofertas "chollo" o que supongan una inversión previa para conseguir el trabajo. El vídeo explica los mecanismos de detección y las acciones para evitarlo en una web de empleo.


Share:

Gran documento: Programa WorkNow para la orientación y la reinvención profesional.



EXISTE UNA NUEVA FORMA DE BUSCAR TRABAJO.

LA INTELIGENCIA EJECUTIVA:
UNE LA IDEA CON SU REALIZACIÓN.


El concepto de inteligencia ejecutiva supone “la capacidad de dirigir bien el comportamiento, eligiendo las metas, aprovechando la información y regulando las emociones” (José A. Marina, J.A. La inteligencia Ejecutiva). Aquellas destrezas que unen la idea con su realización, y que sirven para fijar metas, elaborar proyectos y planificar la acción para realizarlos son las que se deben potenciar, porque de nada sirve disponer de una gran capacidad lógica, analítica y deductiva, si posteriormente lo proyectado se vuelve irrealizable.

Es luego de mencionar todo esto, que entendemos necesario tener en cuenta para cualquier sistema de orientación profesional, el foco en el desarrollo de la inteligencia ejecutiva. Según estas premisas, Juan Lajarín, director de Futurea, junto a un equipo multidisciplinar, han diseñado un método que trabaja en esas líneas.

Están rompiendo con lo que siempre hemos llamado búsqueda activa de empleo, evolucionando el concepto hacía lo que han llamado la búsqueda ejecutiva de empleo. Juan nos asegura que todos los futureables necesitan conocer y desarrollar sus propios recursos y habilidades, conciencia y responsabilidad, y el mayor número de habilidades propias de la inteligencia ejecutiva, si quieren plasmar en la realidad su proyecto profesional particular.

BÚSQUEDA EJECUTIVA DE EMPLEO.

Tomar esa decisión que mencionábamos al inicio (tal vez la primera y más importante de nuestra vida adulta), supone trabajar y tratar de alinear las tres dimensiones -personal, profesional y formativa- que influyen en este proceso. La clave sería sintonizar todas en una misma dirección y con un mismo sentido. Nadie necesita que le digan qué hacer, cómo hacerlo o para qué, lo que necesitan es un guía para explorar todos sus recursos y conectarlos eficazmente con su proyecto profesional y formativo.

Por todo ello -y más allá de la inteligencia emocional y cognitiva-. es trascendental entrenar todas las habilidades ejecutivas, entre ellas:

Atención.
Para que en su trayectoria puedan seleccionar mejor.
Acción sostenida.
Necesaria para realizar metas a largo plazo.
Flexibilidad.
Para adaptarse mejor al entorno.
Toma de decisiones.
Para avanzar con responsabilidad.
Planificación y organizaciónde metas.
Fundamental para realizar proyectos.
Capacidad de aplazar la recompensa.
Desandar el camino hasta encontrar el “yo profesional” no es tarea fácil; prueba de ello las numerosas personas a las que les lleva años dar con el ese perfil particular.

Este método no sólo acorta los plazos significativamente (para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero), sino que además, ayuda a que los jóvenes aumenten su diferenciación y su competitividad durante su formación y comiencen a dar sus pasos en el mundo laboral de forma más temprana, atenta, creativa e inteligente.


Fuente: Futurea.es
Share:

lunes, 23 de febrero de 2015

¿Cuál son los lugares en España para emprender negocios, los 'Silicon Valley' españoles?


Madrid, Barcelona, Valencia, Asturias o País Vasco. Cada vez son más las regiones que se postulan como el próximo 'Silicon Valley' a la española. De momento, los expertos coinciden en señalar a Valencia como uno de los ecosistemas más completos, y a Madrid como el destino al que debes acudir si lo que buscas es financiación y contactos.
Todo comenzó de la mano de ocho traidores que decidieron dejar a William Shockley, padre del transistor y premio Nobel, para fundar Fairchild Semiconductors, el verdadero motor de innovación y principal artífice industrial de Silicon Valley. Era 1957.
Han pasado 58 años y por Palo Alto han dejado su impronta Steve Jobs, Larry Page, Chad Hurley, Steve Chen y Mark Zuckerberg, entre otros. Innovadores que decidieron su propio futuro y crearon algunas de las empresas más reconocidas y exitosas de la historia reciente.
Éstos y otros tantos han construido un ecosistema con vida propia, que conjuga universidades y escuelas de negocios de alto nivel, entidades financieras y de inversión, compañías ya consolidadas y start up. Un objetivo que persiguen muchos países, pero que, de momento, pocos han conseguido. España está en la carrera y, según los expertos, Valencia es la firme candidata a convertirse en el Silicon Valley 'a la española'. Aunque no es la única que se postula como referente ibérico para los emprendedores.

Pese a que advierte que es imposible recrear Silicon Valley y recuerda que han sido muchos, incluido Londres, los que lo han intentado sin éxito, Álvaro Cuesta, CEO y fundador de SonarVentures, considera Madrid como firme candidata a convertirse en el punto de encuentro de creadores de empresas. Aun así, también reconoce que Valencia se está postulando como un buen escenario para la iniciativa emprendedora y, aunque le falta tejido inversor, está provocando el nacimiento de nuevos negocios.
Otra de las ciudades en la que han puesto sus miras los expertos es Barcelona, que dispone de un fuerte apoyo empresarial y formativo. Asturias y País Vasco son otras dos regiones que podrían llegar a competir por el título de ecosistema emprendedor, aunque estén más rezagadas.
«Sea cual sea, en España aún falta músculo inversor. No tenemos fondos capaces de invertir en el capital expansión. Las empresas tienen que salir fuera para recibir financiación que les permita escalar su negocio y llegar a valoraciones superiores a los 100 millones de euros», avisa Javier Capapé, manager de Esade Start Up Spain.
ValenciaCierto es que aún queda camino por recorrer, pero tampoco Silicon Valley se creó en dos días. También es innegable que Valencia está desarrollando un ecosistema emprendedor completamente espontáneo, construido por jóvenes que han decidido poner en marcha sus empresas allí y han confiado en las aceleradoras y productoras de start up afincadas en esta zona, como Lanzadera, Plug & Play y Business Booster, entre otras. Además, Valencia cuenta con un clima muy agradable y un coste de vida más asequible que otras ciudades como Madrid y Barcelona. No en vano, esta ciudad levantina ostentará, a lo largo de este año, el título de 'Región emprendedora europea', otorgado por la Unión Europea.MadridLa capital de España «ha avanzado mucho con los escasos medios que tiene y ha trabajado el aterrizaje de compañías extranjeras, la bonificación fiscal a los emprendedores y creadores de empresas, ha logrado una buena red de viveros, cuenta con un buen tejido inversor y dispone de las mejores universidades y escuelas de negocios del país», enumera Álvaro Cuesta para quien Madrid es su firme candidata.
Rodolfo Carpintier, presidente de DaD, confía en esta ciudad que «está impulsando las patas del ecosistema», pero reconoce que «necesita más poso». Y confianza, según Cuesta, quien critica la falta de apoyo de empresarios y administración «que no contratan los servicios de las start up nacidas en Madrid». Por lo que hay una buena cantera infrautilizada.


BarcelonaLa Ciudad Condal no sólo tiene muy buena fama fuera de nuestras fronteras, también un gran apoyo de parte del tejido empresarial y las universidades, recuerda Cuesta. No en vano, entidades como La Caixa ayudan a los emprendedores a través de microcréditos y concursos.
Capapé también destaca el diseño de una red de aceleradoras verticales que trabajen sobre sectores muy concretos. A finales de 2014, el campus de Barcelona, focalizado al Internet de las Cosas, inició su andadura. El manager de Esade Start Up Spain considera importante, asimismo, la llegada a la ciudad de un nuevo player internacional que «la permite entrar en un mapa bastante exclusivo: Ámsterdam, Copenhague, Singapur, Londres, Berlín, Estambul o Tel Aviv, otras ciudades donde esta aceleradora (la primera de Europa y tercera del mundo) busca el talento para desarrollar a los nuevos».
Iñaki Arrola, CEO de Coches.com, considera Barcelona una «gran ciudad para todo», pero debe admitir que «debería reducir los impuestos que se pagan de más allí», aunque no cree que ese sea suficiente motivo como para que dejen de crearse proyectos nuevos y emprendedores tan potentes como los que históricamente han surgido en esta ciudad.MálagaEl punto de inflexión llega con esta ciudad andaluza, que parecía tenerlo todo para convertirse en un gran centro de creación de empresas, y se ha quedado sólo en un proyecto. Aunque algunos expertos como Carpintier creen que el parón sufrido es consecuencia de la crisis y que, cuando la situación mejore renacerá, otros como Mario López de Ávila, profesor del Instituto de Empresa, lo considera un fracaso porque «nace como un intento de parte de la administración y nace mal. Montan un parque tecnológico enorme, pero sólo con grandes infraestructuras y dinero no se crea un ecosistema».País VascoÉsta es una de las comunidades autónomas que más inversión destina al I+D+i y «cuenta con una enorme capacidad para incorporarse al Internet de las cosas y al industrial, y dispone de una base muy estable de empleo», explica Capapé.AsturiasEs la última sorpresa, y el mérito lo tiene el Ayuntamiento de Gijón que, según Carpintier «ha puesto a la ciudad en la carrera de la digitalización y cuenta con muchos proveedores que han adquirido habilidades muy interesantes en todos los entornos digitales». Sin embargo, a nivel logístico, se lamenta Cuesta, todavía tiene mucho que mejorar. «Está mal comunicada con el resto de España», algo que dificulta la llegada de nuevos emprendedores e inversores.

Fuente: Arancha Bustillo (Expansión) 
Share:

domingo, 22 de febrero de 2015

¿Se puede pedir el paro si se ha trabajado menos de un año?, ¿cuando conviene guardar el paro?

¿Se puede pedir el paro si se ha trabajado menos de un año?
Si un trabajador queda en paro y sus cotizaciones por desempleo no llegan a un año ¿qué opciones tiene?

Cuando habitualmente se habla de “cobrar el paro” nos referimos a la llamada prestación contributiva, una ayuda económica a que tienen derecho los trabajadores gracias a las cotizaciones por desempleo que se les descuentan de sus nóminas.
Para cobrar la prestación contributiva hace falta un número mínimo de días cotizados, en concreto tener 360 días de cotización acumulada  y no consumida en los últimos seis años.  Por ello, cuando se pierde un trabajo hay que revisar cuántos días de cotizaciones por desempleo se tienen.  Esto se puede conocer mediante el llamado informe de vida laboral  o realizando esta consulta al Servicio Público de Empleo.
¿Qué opciones hay si las cotizaciones del trabajador no llegan a los 360 días?
En este caso, el trabajador no podrá pedir la prestación contributiva.  Las cotizaciones que tenga se mantienen ahí para que en un futuro, cuando llegue a las necesarias, pueda pedir el paro.
Ahora bien, existe una ayuda denominada subsidio por pérdida de empleo y que todos conocemos como subsidio por cotizaciones insuficientes.  Como todos los subsidios, es una ayuda asistencial, lo que quiere decir que no la pueden pedir todos los trabajadores,sino únicamente aquellos que tengan carencia de rentas.
El trabajador que ha perdido su empleo puede pedir este subsidio en dos situaciones, dependiendo de si tiene o no responsabilidades familiares (cónyuge o hijos menores de 26 años a su cargo):
  • Si el trabajador tiene responsabilidades familiares y ha logrado acumular al menos 90 días de cotización (tres meses), podrá pedir el subsidio por cotización insuficiente. En estos casos el subsidio, que es de 426 euros al mes, dependerá del número total de días cotizados y su duración va desde los 3 meses hasta los 21 meses como máximo.
  • Si no tiene responsabilidades familiares, necesitará contar con al menos 180 días de cotizaciones (6  meses) para poder solicitar el subsidio.
Las cotizaciones por desempleo se pueden utilizar una sola vez
Cuando se hace balance de las cotizaciones que tiene un trabajador, se toman en cuenta los días cotizados de los últimos 6 años y que no se hayan utilizado para pedir anteriormente otro subsidio o prestación por desempleo.
Esto es importante. Quiere decir que cuando se pide una prestación o subsidio, las cotizaciones que se han utilizado para obtenerlo ya no se pueden utilizar una segunda vez. Viene a ser como si el “contador de cotizaciones” del trabajador se pusiera a cero.
Por eso, cuando se pierde un empleo, hay que valorar qués es lo más conveniente: si esperar a lograr más cotizaciones para llegar a un año, o bien utilizar y consumir las que se tienen para pedir el subsidio.
Guardar el Paro

En principio la respuesta parece clara: si, puede guardarlo.  Sin embargo, en esta decisión existen varias situaciones de riesgo. Preste atención.
                    Guardar el paro
Las cotizaciones por desempleo que tenga acumuladas no se pierden. Las podrá utilizar en el futuro para pedir otra prestación o subsidio, pero tenga en cuenta lo siguiente:
1)  La cotizaciones tienen “fecha de caducidad”. 

Para solicitar la prestación contributiva se tienen en cuenta las cotizaciones no utilizadas durante los últimos seis años.  Las anteriores se tendrán en cuenta para la jubilación y otras prestaciones, pero no para el desempleo.

Por ejemplo :  Ana empezó a trabajar el año 2003 como camarera en distintos restaurantes. En 2011 no le renovaron el último contrato.  Tenía 8 años acumulados de cotizaciones, pero decide no pedir el paro y guardarlo para más adelante, porque se va a ir dos años a Londres a aprender el idioma. Al cabo de dos años, en junio de 2013 regresa a España y tras un breve contrato temporal, no logra trabajos.  Cuando va a pedir el paro se encuentra con la sorpresa de que de sus ocho años de cotizaciones anteriores no utilizadas, solo se tienen en cuenta para su prestación cuatro. Las cotizaciones anteriores han “caducado”, porque únicamente cuentan las que hay en los seis años anteriores al cese en el último trabajo, es decir, las del periodo junio 2007 a junio 2013.

2)  El trabajador podrá utilizar sus cotizaciones no consumidas en un futuro, siempre que en ese momento se encuentre en “situación legal de desempleo”.
Supongamos que Ana no pide ahora su prestación, comienza a trabajar en otra empresa y al cabo del año decide darse de baja voluntariamente por problemas con su jefe. No podrá utilizar sus cotizaciones acumuladas y no consumidas porque la baja voluntaria no es situación legal de desempleo y no da derecho a paro.  Tendrá en su “hucha” varios años de cotizaciones sin utilizar, pero en ese momento no las podrá reclamar.

3) Riesgos de trabajar a tiempo parcial “guardando” el paro anterior. 
Desde la reforma de julio de 2012, no siempre se cobra el importe completo del subsidio (426 euros). El servicio público de empleo tiene en cuenta el último contrato del trabajador, de modo que se paga el subsidio con el mismo porcentaje que el de horas trabajadas. Es decir, si el último contrato fue a media jornada no se cobrará el subsidio al 100%, sino al 50%, es decir, se cobrarán 213 euros mensuales en lugar de 426.
Por otro lado, tenga en cuenta que para calcular cuánto se cobra de prestación contributiva, se toma la media de las bases de cotización de los últimos 6 meses, no las anteriores.
Antonio, valorando las alternativas de guardar o no el paro
Esto puede dar lugar a situaciones manifiestamente injustas. Supongamos el caso de Antonio, un trabajador que acumula cotizaciones por desempleo después de trabajar 20 años a jornada completa en una oficina. 
En lugar de pedir inmediatamente el paro, decide guardar su prestación porque piensa que podrá trabajar en varios contratos a tiempo parcial que le han ofrecido. Comienza a trabajar en el primero de ellos a media jornada y al cabo de seis meses las cosas no salen bien y es despedido. El trabajador solicita su prestación contributiva. Como se tienen en cuenta únicamente las cotizaciones medias de los últimos seis meses, cobrará la prestación por el tiempo máximo, dos años, pero cobrará la mitad  de lo que hubiera recibido si hubiese pedido el paro inmediatamente en lugar de empezar a trabajar a media jornada.
Cuando a este trabajador se le acaben los dos años de paro, si no ha encontrado trabajo y tiene hijos, podrá solicitar la ayuda familiar. Se la concederán durante 24 meses, pero en lugar de cobrar 426 euros al mes, le corresponderá un subsidio de 213 euros. 
Este caso parece un tanto forzado, pero se corresponde con una consulta real de un trabajador. En situaciones como esta, guardar el paro y trabajar luego a tiempo parcial puede suponer un importante perjuicio económico.
 4) Si va a emprender un negocio como autónomo, calcule bien sus pasos si decide “guardar el paro”.  Fíjese qué diferentes son estas dos alternativas:
Alternativa 1)
Antonio, tras ser despedido de su trabajo en la oficina durante 20 años, solicita la prestación contributiva. Cobrará el máximo durante dos años. Al cabo de los tres meses cobrando el paro, Antonio, animado por las medidas de apoyo a los emprendedores, decide la aventura de darse de alta como asesor fiscal independiente. Lo comunica a la oficina de empleo y desde el momento en que se da de alta en autónomos, su prestación queda suspendida.  Si a Antonio las cosas no le van bien como autónomo, durante los dos primeros años podrá darse de baja en autónomos y pedir la reanudación del paro que tenía suspendido. Cobrará lo mismo que cobraba antes de iniciar su proyecto y no habrá perdido ningún día de prestación.
Alternativa 2)
Antonio, tras ser despedido, decide “guardar” su prestación para más adelante y no la solicita.  Se da de alta directamente en el régimen de autónomos. Su proyecto empresarial como asesor no le deja suficientes ingresos y decide darse de baja en autónomos.  Va a la oficina de empleo y solicita el paro que tenía acumulado y se queda perplejo cuando le comentan que no lo puede pedir en ese momento porque la baja en autónomos no es estar en situación legal de desempleo. Así, Antonio no podrá pedir el paro hasta que encuentre un trabajo por cuenta ajena y finalice ese contrato. Es cierto que el contrato podrá tener una duración breve, pero en determinados casos tampoco es fácil lograr estas contrataciones, en momentos como el actual.  Si Antonio hubiese pedido su prestación, aunque fuera durante unos días, como en la situación 1, no tendría este problema.
Viendo situaciones como éstas, quizá uno puede llegar  a pensar que el sistema de prestaciones está más orientado a cuadrar los procedimientos que a facilitar el objetivo de que el trabajador vuelva a la actividad laboral cuanto antes.
Fuente: Citapreviainem
Share:

sábado, 21 de febrero de 2015

¿Cómo superar con éxito tu periodo de adaptación y prueba en una empresa?

Progresa adecuadamente. Siempre recuerdo el PA y el NM (necesita mejorar) de las calificaciones cuando cursaba EGB, si porque soy de EGB, la ESO no me pilló, nunca dos palabras calificaron tanto. ¿Por qué recurro a ellas como primera idea? Muchos candidatas/os superan el período de selección y creen que se acabó, que ya está todo hecho. Iniciar un período de prueba es marcarse un progresa adecuadamente cada día, ya que muchos de los/las “elegidos/as para la gloria” sacan el “lado más deplorable de su personalidad” y se olvidan que ese período también está siendo objeto de evaluación (en realidad es un contínuo)
Donde fueres haz lo que vieres. Los primeros días tienes que ser como Bob Esponja, ni amarillo, ni “apalancarte” en la máquina del café sino absorber, investigar todos los elementos del “nuevo ecosistema” en el que vas a moverte.  Dress code, dónde tiene lugar las reuniones informales, cómo son los procesos, qué tipo de actividades hacen después… Se trata de adaptarte a su rutina y procedimientos, no pretendas convertirte en el más listo/a del lugar, se trata de hacer amigos, no enemigos…

Cultura del detalle. Tu trabajo, tus tareas hazlas con sumo cuidado y mimo, repasa tus proyectos, comunicaciones, relaciones… La primera impresión es la que cuenta y es muy difícil de borrar. No obstante, por mucho que te empeñes en parecer profesional, es tu trabajo el que te dotará de las competencias a ojos de tus compañeros/as y superiores.
No te metas en charcos y aguas procelosas. Tus compañeros/as llevan ya mucho tiempo relacionándose y conociéndose, evita participar en escarnios públicos, rumores, cotilleos u otra información de dudosa procedencia. Se trata de adaptarse al entorno, pero no de incluirse en la “manada” a cualquier precio.
Entrena tu memoria. Apréndete los nombres de las personas con las que trabajas. Si, ya sé que puede que tengas “memoria pez”, pero a todos nos gusta que nos llamen por nuestro nombre, rompemos barreras y damos importancia a los que nos rodean, son personas, no “departamentos”.
Ofrece más, supera sus expectativas. Una de las frases que he oido muchas veces es: no me han contratado para esto (salvo excepciones, que las hay por aquello de sobrepasar ciertos límites) tu disposición a resolver problemas, tu capacidad para asumir nuevas responsabilidades están en asumir nuevas tareas y salir de tu “zona de confort”. Ya tendrás tiempo de marcar cuáles son tus funciones, cuando sea necesario.
Pregunta, pregunta, pregunta ¿te he dicho que preguntes?. Muchos candidatos/as salen con ese mal vicio universitario de no preguntar por aquello de parecer tonto/a, por qué pensarán los demás sobre si pregunto algo que no sé. ¡Albricias!, resulta que no sabes algo, es normal ¿no? Todos/as estamos en continuo aprendizaje tanto en nuestros trabajos como en la vida, por tanto, preguntar es mejor que pasar por “sabihondo/a” y hacer las cosas mal, te aseguro que la cara que se te queda es mucho peor.
Los últimos serán los primeros. Olvídate del “síndrome del boli caído a las siete de la tarde en punto”, no salgas de tu trabajo como alma que lleva el diablo, como si te hubiesen prendido fuego en los pantalones…


Pedir de más… Que tus superiores o compañeros/as sean educados y corteses, no es motivo de “barra libre” para solicitar o pasarse de “frenada”. Olvídate de pedir favores, permisos para salir antes (en la medida de lo posible). No se trata de que te cojas el pie en lugar de la mano.
Si te equivocas, no hagas una tragedia. Es normal que en los primeros meses, tengas algún traspiés o te equivoques en algo, repite: “lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir”. Si hasta “Él” se equivoca … ;) No te centres en el error, sino en cómo solucionarlo, no se trata de pedir disculpas, sino de  cómo te enfrentas a situaciones de error o difíciles.
En definitiva, piensa que es una gran oportunidad, que has conseguido el trabajo al que te presentabas, pero que el proceso aún no ha terminado, en realidad, no termina nunca.

Fuente: Belén Claver 
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers