Capacity.es

El que conoce el arte de vivir consigo mismo, ignora el aburrimiento

Capacity.es

Disfruta con lo que haces, sin que sea un sacrificio

Capacity.es

La mejor forma de predecir el futuro es creándolo

Capacity.es

La fuerza no proviene de la capacidad física, si no de la voluntad del alma

Capacity.es

La vida son los lugares que nos quitan la respiración

miércoles, 31 de agosto de 2016

Empieza en Septiembre con un empleo en segundos..., ¿Cuáles son las opciones más creativas?


Los seleccionadores dedican cada vez menos tiempo a leer un currículum. Tienes que aprender a cautivarlos en segundos, y conviene recordar que, además de tu versión clásica del currículo, los vídeos y las redes también son una carta de presentación eficaz.. 

Seis segundos le bastan a un reclutador para determinar si le interesa o no un currículo. Es difícil cautivarlo en tan poco tiempo, pero no resulta imposible. Tienes que ser capaz de transmitir claramente lo que estás buscando y lo que puedes ofrecer a la empresa. Elabora para ello un documento coherente y resalta aquellos aspectos de tu vida laboral que mejor te definen.

Alfredo Santos, director general de búsqueda y selección de Hudson, explica que "existen muchas investigaciones acerca de cuánto tiempo dedican los seleccionadores a leer un currículo. Las últimas lo sitúan en seis segundos. Otras son más optimistas y hablan de más tiempo, pero en cualquier caso unos segundos son suficientes para decidir si un candidato continúa en el proceso de selección. Por ejemplo, un archivo que no sea concreto, que esté desorganizado y que ocupe más de dos hojas no pasaría el primer filtro".


Según Mariano Cañas, director de ventas y márketing de Experis, los profesionales deben tener en cuenta que "este documento es una herramienta de venta, como la puerta para conseguir una entrevista de trabajo". Las nuevas tecnologías y las diferentes fórmulas de reclutamiento han provocado que esta presentación se pueda hacer no sólo a través del currículo tradicional. Existe un amplio abanico de plataformas. Hoy, las redes sociales mixtas -como Twitter-, profesionales -como LinkedIn-, o un simple vídeo en el que te presentes, también sirven para ponerse en contacto con los seleccionadores.

Cada uno de estos formatos exige requisitos propios para superar la barrera de los seis segundos, pero en ninguno de ellos se perdonan las incoherencias en las fechas, las faltas de ortografía o un discurso desordenado. Cuanto más fácil sea de entender el mensaje, mejor. En todos debe aparecer de forma clara tu nombre y tu contacto. Incluir la edad es opcional, pero "no es un dato crítico", apunta el experto de Hudson.

Tradicional

A pesar de la influencia de las nuevas herramientas, el formato clásico sigue siendo el más requerido durante las primeras fases de los procesos de selección. En estos casos, después del nombre y el contacto, debes incluir una breve descripción en la que expliques quién eres como profesional. Es una oferta de valor en la que has de responder a preguntas como qué sabes, para qué sirves y en qué puedes ayudar a la compañía en la que te gustaría trabajar. Deben ser aspectos reales y no quedarse en temas poco concretos como, por ejemplo, "sé trabajar en equipo y tengo iniciativa". Aunque si quieres destacar esas cualidades, debes mencionar algún proyecto en el que éstas resultaban cruciales y en el que las pusiste en práctica.

Después, el seleccionador se fijará en tu experiencia. Si tienes una gran trayectoria y crees que tu currículo se extenderá a más de dos páginas, selecciona aquellas funciones que consideras relevantes para el puesto al que aspiras. Tiene que quedar claro el cargo que has ocupado en cada trabajo, a quién reportabas, de qué te responsabilizabas y cuáles fueron tus logros.


En el apartado de la formación debes destacar aquélla que sea de mayor nivel. Por ejemplo, cuando los reclutadores buscan candidatos para cubrir un puesto de mando intermedio se interesan, sobre todo, por la titulación universitaria, el máster y en qué centro se estudiaron. No hace falta que pongas una retahíla de cursos específicos que has ido haciendo a lo largo de tu carrera. Sólo debes incluir aquellos relacionados con el puesto al que deseas acceder.

Esos son los apartados más relevantes, pero eso no significa que puedas descuidar otros, como los conocimientos informáticos, idiomas y actividades de interés. Éstos hacen que el seleccionador perfeccione la imagen que tiene de ti.

"Es crucial que los profesionales sepan en qué son buenos y lo destaquen. Para ello, hay que resaltar las palabras clave e incluir en la primera página los aspectos más importantes de la carrera de cada uno", apunta Salvador Sicart, director de Hays Response España.

Redes sociales

No es ningún secreto que las empresas consultan los perfiles que los candidatos tienen en las redes sociales. En plataformas profesionales, como LinkedIn, los seleccionadores tienen en cuenta los mismos parámetros que en la versión tradicional del currículo, ya que el esquema es parecido. No obstante, los reclutadores valoran aquí algo más: el tiempo que has podido dedicar a construir tu perfil digital. Cuida las fotografías, incluye enlaces a publicaciones que hayas realizado o a proyectos en los que hayas participado, sé proactivo en foros, cuida los contactos y asegúrate de que éstos también son activos en la red social. "En estos casos no importa que el currículo sea extenso, pero siempre dentro de un orden", señala el responsable de Hays Response.

Las recomendaciones también juegan un papel esencial. Por eso, debes seleccionar aquellos proyectos que de verdad han sido importantes para ti y conviene pedir a sus responsables que te definan brevemente.

También es crucial que actualices tu perfil de forma periódica. Da muy mala imagen entrar en la página de alguien que apenas muestra actividad. Eso se aprecia en menos de un minuto y puede hacer que el aspirante pierda una oportunidad.

El resto de redes sociales como Facebook o Twitter se orientan más al ocio y al ámbito personal. Sin embargo, también puedes plasmar tu vida laboral en ellos. Aunque los expertos se muestran escépticos con la plataforma de Mark Zuckerberg, puedes crearte una página profesional en esta red para construirte un perfil digital relacionado con tu vida laboral. En ella debes cuidar las imágenes y los enlaces que compartas. Si prefieres utilizar Twitter, es importante que te relaciones con profesionales de tu sector y aportes ideas nuevas en tus comentarios. De todos modos, es bueno que en ambas redes incluyas un enlace que redireccione al reclutador a una web más profesional, como LinkedIn.

Videocurrículo

Hace unos años el videocurrículo era una tendencia. En él, el candidato debía realizar un discurso convincente en el que resumiera su trayectoria. Ahora su uso ha disminuido y se suele reservar, sobre todo, para puestos en los que sean imprescindibles ciertas competencias, como la capacidad comunicativa. El vídeo no debe durar más de un minuto o un minuto y medio, y los reclutadores dan tanta importancia al mensaje como al lenguaje no verbal y al lugar de la grabación. Por eso, debes elegir un espacio neutro y que no suponga muchas distracciones.

Opciones más creativas 

Sea cual sea el formato en el que decidas realizar tu currículo, existe un esquema estandarizado que hay que seguir. Nombre, contacto, experiencia, formación y otros datos de interés son los apartados básicos que todo profesional debe completar. Sin embargo, hay sectores que permiten una mayor flexibilidad y en los que los reclutadores aprecian el 'toque diferente' que puedan aportar los aspirantes a su currículo.

Es el caso de ocupaciones más creativas como diseñadores o publicistas. Estos expertos tendrán un punto a su favor si se lanzan a la piscina y realizan un currículo que se salga de la estética tradicional, ya que es una forma de demostrar su creatividad. Por ejemplo, es posible combinar varios colores, incluir una tipografía diferente a las más clásicas -hay que asegurarse de que es legible de un primer vistazo- o incluir varias fotografías. Pero se debe estudiar cómo se va a realizar, ya que se corre el riesgo de que el currículo quede muy recargado. Si se hace bien, se podrá conquistar al reclutador en esos seis segundos que le sirven para determinar si le interesa un candidato.

Mariano Cañas, director de ventas y márketing de Experis, pone como ejemplo la propuesta que le envió un aspirante con la que presentaba su currículo en forma de juego. Cada vez que se pasaba una pantalla, explicaba una etapa de su vida laboral. "Como en todo, se debe tener en cuenta quién es el receptor, es decir, hay que valorar a quién se va a enviar ese currículo. Por ejemplo, una firma tradicional posiblemente no busque documentos con ese estilo", añade Cañas. También se debe cuidar el tamaño del archivo. Si se envía uno muy pesado que no se pueda cargar rápido, el reclutador ni se molestará en abrirlo.

Fuente: Expansión
Share:

viernes, 12 de agosto de 2016

Interesante Cortometraje de animación educativo para entender el lenguaje Corporal.


Nos ayudará en sesiones para trabajar la expresión verbal y para entender ese otro tipo de lenguaje no verbal, el lenguaje corporal.


Un chico conoce a una chica, ambos se hacen fotos y van juntos. Toda la escena se transmite a través del lenguaje corporal, las acciones, la mirada, y las expresiones faciales. 



Es una obra de arte, cómo captura los gestos sutiles, dirección de la mirada y las expresiones faciales.

 

Share:

¿Qué nos hace más atractivo para ser un empleado potencial?


Algunas personas tienen “ese” factor, entran en una habitación y atrapan nuestra atención, debido a que cuentan con un atractivo especial

Son personas que se comunican de tal manera que nos permite de forma instantánea relacionarnos y conectar con ellos, y aún con ello mantener cierta dosis de misterio, generando curiosidad que hace que queramos saber más para conocerles mejor. 
Cuentan con un aire de confianza y cierta dosis de seducción. Son extremadamente inteligentes y agudos, contando con una insaciable curiosidad que les lleva a probar cosas nuevas, a cometer errores y equivocarse una y otra vez hasta que lo consiguen. 

Lo mejor de todo, es que no les asusta el equivocarse y son verdaderamente innovadores, aprenden de sus errores, lo cual les lleva a ser mejores cada día, dado que no tienen miedo de volverlo a intentar.
Ésta es la clase de personas que son un bien escaso en el lugar de trabajo, son buscadores de acción y agentes de cambio que inspiran ellos mismos el cambio. 

La pasión es la clave, y la lista de características son las siguientes:
1. No están asustados por equivocarse. No importa las veces que fallen que finalmente tendrán éxito, y esta actitud les llevará lejos tanto dentro como fuera de la oficina. Como decía Bill Gates, “Es importante celebrar el éxito pero lo más importante es prestar atención a las lecciones aprendidas de las equivocaciones”.
2. Son directos. El tiempo es dinero, y en el mercado actual, las compañías no tienen tiempo que perder. El contar con un estilo de comunicación directo ahorra a todos tiempo y energía. Aquellas personas que pueden decir lo importante de forma clara y concisa, al mismo tiempo que son elocuentes, no solo son más productivos sino que contribuyen ofreciendo más valor.
3. Están involucrados en un cambio y evolución constante. Lo único que permanece constante es el cambio, y los mejores empleados son aquellos que saben cómo fluir en ese sentido, amoldarse a las circunstancias, al mismo tiempo que actuar con buena actitud. 
Cuando luchas con la realidad siempre pierdes, es un buen concepto, quienes comparten esa perspectiva no solo tienen éxito en el trabajo sino en la vida.
4. Son disciplinados y muy trabajadores. Pueden tener toda la pasión del mundo, pero sino tienen la suficiente disciplina para sentarse y finalizar lo que han empezado, lo único que siempre tendrán será solo eso: una idea. Encontrar individuos que hayan sido capaces de desarrollar la capacidad de enfocar, comprometerse y ser consecuentes con sus palabras es fundamental para crear un equipo de trabajo exitoso.

5. Son inventivos. Si están desarrollando una nueva tecnología totalmente innovadora o trabajan en mejorar en poco tiempo un producto o servicio, es importante ir más allá de lo establecido y aportar ideas nuevas. Las personas que son capaces de traer algo nuevo no son únicamente un gran valor para el centro de trabajo, sino que generan mucha diversión a su alrededor.
6. Son alegres y agradecidos. Pasamos mucho más tiempo en el trabajo que en casa, y está comprobado que nos terminamos pareciendo a las personas con las que pasamos mucho tiempo, es por ello que rodearte de personas alegres que son agradecidas de estar en el trabajo no solo consigue que su equipo sea más productivo, sino que contribuyen a que su vida sea más alegre.
7. Son jugadores de equipo. Los verdaderos líderes con o sin un título empoderan y ayudan a otros, porque piensan que al final esto puede ayudarles. En un artículo sobre Steve Jobs y sobre si Apple podría o no contratarle a día de hoy, decía que Apple es una compañía con valores individuales que valoran más el trabajo en sí mismo que el reconocimiento que se desprenda del mismo. Una compañía será afortunada y feliz de contar con personas con esta actitud de su equipo.
8. Son curiosos. No hay nada que genere mayor inspiración que una persona que tiene un interés constante por el mundo y el lugar que ocupan en él. 
La mejor manera de saber si un candidato cuenta o no con éstas cualidades es hacerle la siguiente pregunta: “cuéntame algo de ti que no tenga que ver con el trabajo.” 

Fuente: Svetlana Saitsky
Share:

Extraordinario vídeo que te llegará a tu interior y habla de las oportunidades y que no se te pase: El Tren de la Felicidad.


"Tienes que dejar ya de esperar a que ocurra un milagro, porque nadie, NADIE va venir a tocar a tu puerta".

Si te identificas con éste corto, es momento de conocer que existe otra forma de vivir una vida plena dejando la rutina. 

Las oportunidades no se van, solo cambian de manos. Que no se te pase EL TREN DE LA FELICIDAD...



Fuente: Lytos
Share:

Interesante serie de tres Cortos Animados que guía para la búsqueda de empleo: ¿Qué vas a hacer para conseguir ese trabajo que tanto quieres?


Los Tres vídeos están orientados, no sólo a jóvenes, sino a personas de todas las edades que se enfrentan a dificultades en el momento de preparar y buscar trabajo. 

En esta serie de tres episodios guíamos al espectador a través del proceso de: 


¿Cómo preparas tu Currículum Vitae o resumé?

 

¿Cómo comienzas a buscar Empleo?

 

¿Cómo te preparas para una entrevista de Trabajo?


Fuente: Contáctica
Share:

Interesante Corto Animado Educativo: La toma de decisiones


La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las alternativas o formas para resolver diferentes situaciones de la vida. 

 

Share:

jueves, 11 de agosto de 2016

Extraordinario vídeo sobre el Cerebro emocional: Equipados para la supervivencia y felicidad


Se analiza el valor de las emociones frente a los desafíos de la vida y su papel en la toma de decisiones.

Los sentimientos positivos propiamente humanos como el amor, la alegría o el interés nos ayudan a llevar una conducta más creativa y emprendedora, y con mayor confianza en el futuro. 


La calidad de nuestra vida personal depende de la capacidad de sentir y expresar las emociones de acuerdo con el valor real que las despierta, de regularlas y generar sentimientos que suplanten a los no deseables. 

"Cerebro emocional: equipados para la supervivencia y la felicidad" trata de analizar el papel de las emociones en la elaboración de la propia identidad, en el comportamiento, en la salud mental y cómo influyen en la toma de decisiones.


 

Fuente: Universidad de Navarra
Share:

Infografía y video sobre 10 errores frecuentes por los que un candidato puede descartarse en la entrevista de trabajo.

Las entrevistas de trabajo vienen a ser una carrera de obstáculos en las que no solo gana el más veloz y mejor preparado, sino también el que menos errores comete.



Este decálogo explica algunos de los errores más habituales que se pueden cometer en una entrevista de trabajo.
 
Algunos de ellos, a pesar de parecer obvios, suelen ser bastante frecuentes:
  • Hablar mal de las empresas y jefes con los que se trabajó anteriormente
  • Mentir y falsear datos del curriculum.
  • No haber mostrado interés en obtener información sobre la empresa para la que se presenta la candidatura.
  • No mostrar firmeza a la hora de defender los valores personales y morales que uno comparte.
  • Que el candidato sea incapaz de argumentar por qué motivo quiere trabajar en esa empresa y en el puesto de trabajo para el que opta.
  • Intentar justificar carencias de conocimientos, como los idiomas, en lugar de mostrar el interés por mejorar la formación propia.
  • No tener claras las fortalezas y aspectos a mejorar de uno mismo.
  • Presentar los errores propios como consecuencias de las acciones de otros y no haber reflexionado sobre las enseñanzas que se pueden extraer de ellos.
  • No ser capaz de transmitir a la empresa las razones por las que debería contratarle y en qué medida podría aportar valor en caso de formar parte de ella.
Entrevista con Inés Temple sobre el decálogo de razones por las que no te contratarían tras la entrevista de trabajo

Fuente: Ines Temple, Lee Hecht Harrison 
Share:

¿Cómo definir mi objetivo profesional?, hazte varias preguntas para la consecución de dicho objetivo. Interesante Cortometraje ilustrativo.

Un/a orientador/A o un técnico/a de selección de personal se haría de oro por cada vez que ante la pregunta ¿de qué quieres trabajar?  le responden "yo trabajaría de cualquier cosa".


Yo suelo poner cara de póquer, levantar una ceja y decir ¿ah sí? ¿trabajarías como personal interno en una casa? o "en un trabajo "X" en turno de noche? o cualquier pregunta con un puesto o condiciones que se alejen de su perfil o sus circunstancias personales y/o familiares.
Finalmente nadie ha pasado la prueba del algodón y me ha dicho definitivamente "si". Porque no todos valemos para todo, ni todos sabemos hacer de todo.

Habitualmente trabajo con seis preguntas básicas:

¿Qué quiero? Es importante definir ¿qué quiero? ¿en qué quiero trabajar? Puede que tengamos que aceptar trabajos "alimenticios" que no tengan que ver con aquello que me gusta/interesa, pero es importante tener un objetivo claro de lo que quiero hacer, de lo que me gusta hacer. Si no estaremos dando palos de ciego. 
La atención del cerebro es limitada. "trabajar de cualquier cosa" ¿qué es eso?¿qué es trabajar de cualquier cosa?¿todos sabemos hacer de todo? Es importante definir objetivos, definir en que quiero trabajar; Administrativo/a, teleoperador/a, limpiador/a...definirlas ayuda al cerebro a poner foco cuando salen  esas oportunidades.  El cerebro tiene una capacidad de atención limitada, en algún documental de Redes de Punset hablaban de que al cerebro le llegaban 2 millones de bits de información y solo recoge 2000 bits de información, nosotros inconscientemente hacemos la criba diciéndole a que tiene que prestar atención. 
Para ilustrar esto en grupales hay un cortometraje "La carta que cambia de color" de los hermanos Rieznik. ¿Para que este video?, para darnos cuenta de lo limitada que es nuestra atención y ver que en lo que ponemos el foco, cuando yo estaba embarazadas solo veía embarazadas por la calle, mi atención estaba puesta ahí.


Que os quiero decir, que definais vuestros objetivos para ver oportunidades que a veces no vemos, que defináis en lo que queréis trabajar, aunque sean varias cosas, con nombre para que vuestro cerebro ayude en la localización de ofertas. 
¿Para qué lo quiero? Es importante definir mis: ¡para qué!, ya que son los que nos empujan, los que nos motivan. 
Pueden ser simplemente económicos, pero si queremos que realmente nos muevan a la acción han de ir a la emoción, para sentirme bien conmigo mismo, para sentir que puedo lograr cosas, para sentirme realizado/a....

¿Qué me va a aportar? Enlazando con valores, me va a aportar seguridad, tranquilidad, conocer personas, demostrar lo que sé....Esta pregunta junto a la anterior son las que nos dan las claves para motivarnos y tirar para adelante en los días que nos sentimos más flojos, Mi objetivo tiene un para que y me va a aportar cosas que a mí me van a ayudar a levantarme y tomar la fuerza necesaria para seguir.
¿Cuándo lo quiero? Importante marcarnos fechas, así damos pie a la acción, si yo quiero conseguir algo en tal fecha ¿qué voy a hacer para conseguirlo? marco los pasos, metas, tareas y me pongo una agenda de búsqueda real, que sepa que es tan obvia y sencilla que la voy a cumplir, y si la cumplo me da alas para aumentar esas metas.
¿Quién me va a ayudar y a qué? no se trata del contacto trifásico que me pone a dedo, si no de diferentes personas que me ayudan a diferentes cosas. Si pregunto me van a salir apoyos "yo conozco a alguien que sabe, que puede, que tiene", Personas, instituciones, gente que te da contactos, gente que te da información, gente que te da apoyo emocional...



¿Qué te puede impedir conseguir tu objetivo? Con esta pregunta mi intención es trabajar y desmontar algunas creencias en la búsqueda de empleo. Creencias tipo "no hay trabajo para todos" "soy mayor""la crisis", primero ¿que está en mi circulo de preocupación y que está en mi circulo de influencia? Todo lo que yo puedo hacer para solucionar algo, esta en mi circulo de influencia, lo que no, en el de preocupación" Yo no puedo hacer nada con mi edad, es la que es, pero si puedo preparar una respuesta convincente ante la pregunta o el comentario respectivo a mi edad.
Finalmente cierro con una visualización; Estoy en la fecha que me he puesto en la cual he conseguido mi objetivo; ¿Cómo sería mi vida con ese objetivo cumplido? ¿Que veo? ¿Que oigo? ¿Que siento? ¿Qué hago?
Qué, ¿te animas a definir tu objetivo?

Fuente: Mercedes Frías (lanuevarutadelempleo) 
Share:

Interesante Corto Animado Educativo sobre Competencias, Calidad, Trabajo en equipo, Liderazgo, Servicio, Creatividad, actitud...



Dirigido a las competencias laborales. 

Pero también a Calidad, Trabajo en equipo, Liderazgo, Servicio, Creatividad, Actitud y más.


Share:

miércoles, 10 de agosto de 2016

¿Cuáles son los 9 hábitos de las personas emocionalmente inteligentes?, Interesante miniserie de 3 vídeos.


La inteligencia emocional es la característica que marca la diferencia entre las personas felices y las personas amargadas, entre quienes tienen éxito y quienes se pasan la vida deseando el éxito ajeno.

La inteligencia emocional es la cualidad de l@s mejores líderes, tanto a nivel empresarial como a nivel social. 

Porque una persona emocionalmente inteligente se siente a gusto en sí misma, tiene la vida que desea y desea la vida que tiene… y no la cambiaría por ninguna otra; vive rodeada de otras personas positivas y felices y sabe cómo influir en su entorno. 

En este primer vídeo conocerás los 3 primeros hábitos y tendrás la posibilidad de aceptar un reto personal que te acercará un poco más a tu propio “yo” emocionalmente inteligente. 

Hábito 1: Se conocen a sí mismas 

Hábito 2: Toman decisiones 

Hábito 3: Gestionan sus emociones


En el segundo vídeo vamos a ver 3 hábitos más de esas personas emocionalmente inteligentes.  

Hábito 4: Empatizan 

Hábito 5: Abren sus corazones 

Hábito 6: Se comunican bien


Acabamos con el tercer vídeo donde vamos a ver los últimos 3 hábitos que poseen las personas emocionalmente inteligentes y que, seguro, querrás adquirir tú también… si no los posees ya. 

Hábito 7: Resuelven sus problemas 

Hábito 8: Se aceptan a sí mismas 

Hábito 9: Se responsabilizan de su vida 


Fuente: Sandra Burgos
Share:

Interesante Corto Animado sobre el emprendimiento: Busqueda de oportunidades



Interesante y gracioso corto educativo que nos habla de emprender y las oportunidades que tenemos en la vida. 

       

Share:

¿Qué cosas tienes que borrar de tus redes sociales antes de enviar tu CV?

La irrupción de las redes sociales en la vida de las personas se ha producido de una forma muy rápida. Hemos pasado de hablar con nuestros amigos más cercanos a través del ya desaparecido Messenger a utilizar a diario las redes sociales compartiendo con millones de personas nuestros datos, nuestras fotos, nuestros pensamientos, nuestra intimidad.

La privacidad de la vida de las personas ha dado un vuelco exponencial con el auge de las redes sociales. Si antes de la aparición de Facebook hacías un viaje, lo sabían las personas a las que tú se lo habías dicho. Si ahora haces un viaje, todo el que esté interesado podrá saberlo si lo publicas en tus redes sociales.

Pero en este post no vamos a hablar sobre privacidad en las redes sociales ya que sobre este tema se han escrito miles de post.

En España, en un contexto en el que más de un 23% de las personas están en situación de desempleo, las redes sociales juegan un papel fundamental. Éstas pueden ser decisivas a la hora de conseguir o no un trabajo.

Por todos es sabido que muchísimos departamentos de recursos humanos revisan las redes sociales de sus candidatos, en busca de algo que no guste o simplemente por “conocer” un poco más al posible candidato. Así que aquí os dejamos 10 consejos para cuidar nuestra identidad digital, nuestra marca personal.

1- Foto de perfil inadecuada

La foto de perfil es nuestra señal de identidad, la primera impresión que se va a llevar el seleccionador de recursos humanos que esté husmeando por tu perfil de facebook.

Consejo: si tienes una foto de perfil ebrio, enseñando más carne de la adecuada o simplemente una fotografía vergonzosa, por favor, cámbiala y ponte una un poco más “profesional”.

2- Ausencia de foto de perfil

Tan grave es tener de foto de perfil una foto indecente como la ausencia de ella. Tener un perfil en una red social y no tener una foto de perfil puede ir en nuestra contra a la hora de buscar trabajo. Cuando el director de Recursos Humanos vea que no tienes foto pública de perfil puede pensar que eres una persona que se esconde, insegura, introvertida y más cosas que no te ayudarán a ganarte ese puesto de trabajo.
Consejo: utilizar SIEMPRE una foto de perfil adecuada en la que se vea bien la cara y evitando lo que hemos comentado en el primer punto. No seas un huevito en Twitter ni una silueta en Facebook.

3- Comentarios políticamente incorrectos u ofensivos

Muchas veces sucede que utilizamos nuestras redes sociales para dar nuestra opinión, quejarnos sobre algo o simplemente hablar de algún tema escabroso. Temas como la política, religión, drogas y sexualidad son unos temas que es preferible evitar. 

Por más que tengas ganas de hablar con el corazón en un puño para compartir con tus contactos tus opiniones y tus creencias, no tienes que olvidar que éstas pueden herir la sensibilidad de los demás. Si has herido la sensibilidad del seleccionador, mala suerte, estarás fuera del proceso.

Consejo: Antes de vertir tus opiniones en la red sobre ciertos temas, ¡piénsatelo dos veces! (O cuéntalo en el bar).

4- Información personal

Uno de los apartados que se pueden rellenar en Facebook (información personal) o en Twitter (Descripción personal) es bastante importante. Señalar uno de los últimos trabajos, así como tus estudios darán al seleccionador una imagen global de quién está detrás de ese perfil. Si en cambio, el apartado de información personal está vacío, aconsejamos que pongáis una experiencia laboral que sea la más importante que hayáis tenido, así como vuestros estudios. 

No se si recordaréis la moda (que menos mal que ya pasó) de inventarse trabajos chorra para hacerse el gracioso. Dejadlo como está, en una moda acabada. Se ha extinguido como los dinosaurios.
trabajos

5- Un poquito de privacidad, por favor.

Una vez que nos registramos en una red social y empezamos a compartir fotos, vídeos y comentarios ya no nos pertenecen. Pertenecen al dominio público. Nunca sabemos quién puede acabar en nuestro perfil. 

Uno de los primeros consejos que se dan es NO publicar datos personales tales como dirección, teléfono u horarios de trabajo. 

No por ocultar al departamento de recursos humanos esta información (ellos ya dispondrán de estos datos,ya que se los habrás envíado con anterioridad con tu currículum vitae) sino por un problema de seguridad.  


Si publicamos nuestros horario de trabajo, si decimos que estás aburrido por que estás solo en casa o dices que vas a estar 10 días de vacaciones en otro país, ¡CUIDADO! Le estarás regalando prácticamente las llaves de tu casa a los ladrones que acechan por la red.
Consejo: Si quieres mantener una conversación personal, no lo hagas en el muro en público. Utiliza los mensajes privados, ya que son eso, PRIVADOS.

6- Abuso de hastags

Un hastag es una etiqueta que se añaden a determinadas publicaciones con un claro objetivo: que nuestro artículo o foto sea encontrado mediante esas palabras clave. Hay personas que utilizan los hastags a lo loco y la simple labor de leer un pequeño texto se convierte en un trabajo tedioso.hastags
#quédificilesleeralgocuandoestáescritodeestaforma
Menos mal que quedó atrás la otra “moda” de escribir de esta forma: EeStThhoyY mmMuY cCconTtteeEntAhh c0n Miii jJHOnnyy! <3

7- Hablar mal de tu trabajo

Cuando estamos estresados en el trabajo, con nuestra vida personal o con cualquier otra cosa, uno de los impulsos más frecuentes es el de publicarlo en alguna red social para desahogarnos y contar nuestras penas. 

No soy partidario de esta práctica. Pero una cosa que tenéis que evitar a toda costa es hablar mal de tu trabajo. Insultar a tus compañeros o a tus jefes. Puede que no tengas agregado a tu jefe en Facebook, pero si escribes un post poniéndolo a parir, siempre hay buenos compañeros dispuestos a enseñarle qué dicen sobre él en las redes sociales. Esto puede costarte tu puesto de trabajo. De hecho, es muy común leer alguna noticia de alguien que ha perdido su trabajo por esta práctica.
Si actualmente no tienes trabajo pero hablaste mal de tus anteriores trabajos o superiores, esto puede verlo el seleccionador y te quedarás fuera. Así que haznos caso, repasa los últimos comentarios o tweets por si hay alguno “sensible”.
Consejo: Ahórrate tus quejas laborales para los viernes por la noche con tus amigos en el bar.

8- Hortógràfia

Uno de los consejos más importantes es este. El que tiene que ver con la ortografía. Muchas personas escriben sin pensar y sin revisar lo que han escrito. Lo que probablemente sucederá es que hayamos cometido alguna falta de ortografía y no nos hayamos dado cuenta.
Si estás optando a un trabajo en el que tengas que escribir, por favor, lleva mucho cuidado con las faltas de ortografía.
Consejo: léete algún libro de vez en cuando si no lo haces, ya que esto te ayudará a evitar errores ortográficos. Después de escribir algo, antes de pulsar “enviar” dale un repaso, o incluso pásalo por un corrector ortográfico para estar 100% seguros.

9- Mendicidad laboral


Cuando estamos en el proceso de búsqueda de trabajo no podemos caer en lo que hemos denominado como “mendicidad laboral“. Si estás buscando trabajo, tienes que acotar un poco tu búsqueda. Si divulgas por tus redes que buscas trabajo de lo que sea, la impresión que se llevará el seleccionador de recursos humanos es que eres una persona sin objetivos a medio-largo plazo y que no piensas en el futuro.

mendicidad laboral
Consejo: Si estás buscando trabajo, cíñete a aquellos trabajos en los que tengas experiencia, ya que tendrás más posibilidades de ser contratado.

10- Dejar claro que eres estúpido.

Como dice el dicho: Más vale permanecer callado y parecer tonto que abrir la boca y demostrarlo.
escritorio
Si realizas una afirmación, comprueba antes su veracidad o quedarás en ridículo.
Consejo: Facebook posee una potente herramienta de privacidad en la que podrás configurar quién quieres que vea determinadas publicaciones (y quién no). Utiliza un par de horas para revisar bien a fondo quién puede ver qué y restringe el acceso a la información “sensible”.
¿Qué otras prácticas pensáis que hay que evitar en las redes sociales a la hora de buscar trabajo?

Fuente: Grupo IOE
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers