domingo, 26 de octubre de 2014

Claves para realizar un buen videocurrículum


Actualmente está de moda hacer algo fuera de lo común para resaltar nuestra imagen profesional ante la busqueda de empleo o nuevos retos. Además de los currículums creativos, otra opción que va teniendo adeptos es el videocurrículum.

Si no sabes hacerlo, o si no tienes claro tu Currículum Vitae en papel, es muy probable que tampoco tengas claro lo que has de comentar en la presentación de tu vídeo CV. 

Ahí van unos cuantos consejos (también sirve para presentaciones de profesionales o presentaciones online):

En primer lugar, haz un guión: explica quién eres, di alto y claro tu nombre y apellidos, sin correr, sin acelerarte. Si eres un virtuos@ de la maquetación puedes poner un rótulo con tu nombre.

Una vez te hayas presentado, explica qué ofreces. Habla de tu experiencia, hitos más relevantes, trabajos a reseñar. Evita leer el currículum como si estuvieras recitando un memorándum, ya que lo único que conseguirás es que la mitad de la audiencia se duerma a los veinte segundos.

Desarrolla tus objetivos. Explica qué quieres, a qué aspiras, cuáles son tus objetivos vitales.
Si no pides, no te darán. No des lástima, refuerza con tu experiencia aquellos objetivos que quieres conseguir, no critiques a tus anteriores empresas, no hables de temas que puedan generar controversia.
Por último, indica cómo pueden contactar contigo, tu email, tu teléfono, tu cuenta de twitter. Incluso puedes añadir otro rótulo para terminar con tus datos. Algunos piensan que los de Recursos Humanos son videntes con poderes. No te olvides de volver a decir tu nombre.

• Para finalizar no te olvides de dar las gracias por haberte escuchado, por prestarte atención.

Esto es sólo el primer paso, es decir, el hecho de que te hagas un guión no te dará la varita mágica si te lo aprendes de memoria y lo sueltas cual registrador de la propiedad de forma mecánica ante un tribunal.  

Cuéntalo como una historia, de forma natural, sin temblar la voz, haciendo pausas, cuidando hasta el más mínimo detalle. Para ello coge a tus amigos, familia, novi@, algún empresario conocido, profesional y hazle tu presentación.  

Sé receptivo a las críticas y apunta cualquier detalle que te ayude a mejorar.

Supongamos que ya te has aprendido el guión y lo “interpretas”. Ahora toca grabarte y todos sabemos que ponerse delante de una cámara no es fácil, pero por suerte las cámaras no son de Súper 8 y puedes borrar y editar a tu antojo.

Para ello deberías tener en cuenta algunos pasos:

Escoge el lugar, acorde a la imagen que quieres transmitir. Si eres un biólogo puedes editar un vídeo natural, si eres un abogado puedes escoger un despacho o un entorno profesional.

Cuida la luz, es una pena que no se te vea la cara. Estaría bien que la persona encargada de contratarte ya tuviera una imagen asociada al nombre.


Elige tu vestuario y evita las gafas de sol. Parece de sentido común, pero no es así. Cuida tu imagen profesional.

Repite, repite, repite, repite hasta que el resultado sea óptimo. Ya sabes aquello de que una mala imagen es difícil de borrar…

Un último apunte, si haces tu vídeo CV en inglés, hazlo completamente o con doble versión, pero no certifiques con un escueto: “I speak English” …

Fuente: Belén Claver
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers