viernes, 12 de agosto de 2016

¿Qué nos hace más atractivo para ser un empleado potencial?


Algunas personas tienen “ese” factor, entran en una habitación y atrapan nuestra atención, debido a que cuentan con un atractivo especial

Son personas que se comunican de tal manera que nos permite de forma instantánea relacionarnos y conectar con ellos, y aún con ello mantener cierta dosis de misterio, generando curiosidad que hace que queramos saber más para conocerles mejor. 
Cuentan con un aire de confianza y cierta dosis de seducción. Son extremadamente inteligentes y agudos, contando con una insaciable curiosidad que les lleva a probar cosas nuevas, a cometer errores y equivocarse una y otra vez hasta que lo consiguen. 

Lo mejor de todo, es que no les asusta el equivocarse y son verdaderamente innovadores, aprenden de sus errores, lo cual les lleva a ser mejores cada día, dado que no tienen miedo de volverlo a intentar.
Ésta es la clase de personas que son un bien escaso en el lugar de trabajo, son buscadores de acción y agentes de cambio que inspiran ellos mismos el cambio. 

La pasión es la clave, y la lista de características son las siguientes:
1. No están asustados por equivocarse. No importa las veces que fallen que finalmente tendrán éxito, y esta actitud les llevará lejos tanto dentro como fuera de la oficina. Como decía Bill Gates, “Es importante celebrar el éxito pero lo más importante es prestar atención a las lecciones aprendidas de las equivocaciones”.
2. Son directos. El tiempo es dinero, y en el mercado actual, las compañías no tienen tiempo que perder. El contar con un estilo de comunicación directo ahorra a todos tiempo y energía. Aquellas personas que pueden decir lo importante de forma clara y concisa, al mismo tiempo que son elocuentes, no solo son más productivos sino que contribuyen ofreciendo más valor.
3. Están involucrados en un cambio y evolución constante. Lo único que permanece constante es el cambio, y los mejores empleados son aquellos que saben cómo fluir en ese sentido, amoldarse a las circunstancias, al mismo tiempo que actuar con buena actitud. 
Cuando luchas con la realidad siempre pierdes, es un buen concepto, quienes comparten esa perspectiva no solo tienen éxito en el trabajo sino en la vida.
4. Son disciplinados y muy trabajadores. Pueden tener toda la pasión del mundo, pero sino tienen la suficiente disciplina para sentarse y finalizar lo que han empezado, lo único que siempre tendrán será solo eso: una idea. Encontrar individuos que hayan sido capaces de desarrollar la capacidad de enfocar, comprometerse y ser consecuentes con sus palabras es fundamental para crear un equipo de trabajo exitoso.

5. Son inventivos. Si están desarrollando una nueva tecnología totalmente innovadora o trabajan en mejorar en poco tiempo un producto o servicio, es importante ir más allá de lo establecido y aportar ideas nuevas. Las personas que son capaces de traer algo nuevo no son únicamente un gran valor para el centro de trabajo, sino que generan mucha diversión a su alrededor.
6. Son alegres y agradecidos. Pasamos mucho más tiempo en el trabajo que en casa, y está comprobado que nos terminamos pareciendo a las personas con las que pasamos mucho tiempo, es por ello que rodearte de personas alegres que son agradecidas de estar en el trabajo no solo consigue que su equipo sea más productivo, sino que contribuyen a que su vida sea más alegre.
7. Son jugadores de equipo. Los verdaderos líderes con o sin un título empoderan y ayudan a otros, porque piensan que al final esto puede ayudarles. En un artículo sobre Steve Jobs y sobre si Apple podría o no contratarle a día de hoy, decía que Apple es una compañía con valores individuales que valoran más el trabajo en sí mismo que el reconocimiento que se desprenda del mismo. Una compañía será afortunada y feliz de contar con personas con esta actitud de su equipo.
8. Son curiosos. No hay nada que genere mayor inspiración que una persona que tiene un interés constante por el mundo y el lugar que ocupan en él. 
La mejor manera de saber si un candidato cuenta o no con éstas cualidades es hacerle la siguiente pregunta: “cuéntame algo de ti que no tenga que ver con el trabajo.” 

Fuente: Svetlana Saitsky
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers