domingo, 11 de enero de 2015

Claves para desarrollar una educación genuina, vídeo sobre la finalidad de la educación.


Uno de los temas esenciales del libro De víctima a protagonista es la educación y cómo debe ser entendida. La educación actual, a través de los sistemas formales de educación donde el estado tiene una gran presencia, usualmente considera que el alumno es un recipiente donde dentro de él se coloca información y datos. La escuela funciona mayormente de este modo, por eso lo que se pide a los alumnos no es que comprendan sino que repitan aunque no entiendan.

Esta noción del conocimiento, entendido de esta manera, ya fue ampliamente refutada especialmente por el filósofo de la ciencia Karl Popper y muchos otros que lo siguieron y desarrollaron la línea de lo que se llamó ‘El giro de la filosofía en la ciencia del siglo XX’. Sin embargo, la educación sigue funcionando bajo estos principios. El alumno es alguien al cual hay que darle datos o información, no hace falta que los comprenda, que entienda o que esa información tenga un contexto, y se considera que sabe si es capaz de repetirla.

La finalidad de la educación

El problema es que esto no ayuda al desarrollo genuino de la persona humana, lo cual es la finalidad de la educación. Si un mero repetir de una supuesta información que nos dan, sin comprenderla, no nos ayuda a crecer, a desarrollarnos y a madurar existencialmente, entonces: ¿qué es lo que nos ayuda a crecer y a desarrollarnos en la vida? Nada de lo que surge de ese modelo que acabamos de ver. ¿A dónde se orienta ese modelo? A que los alumnos sean cada vez más renuentes a concurrir a esa educación porque para ellos no tiene ningún sentido ese mero repetir sin comprender.

Repetir conocimientos a ellos no les interesa porque tienen otros cuestionamientos existenciales que la escuela y la educación no se ocupan de responder. Esto no tiene nada que ver con una educación genuinamente entendida. La razón por la cual el ser humano maduro, en el sentido de cantidad de años, es mayormente una persona cuya vida carece de sentido y funciona como un autómata mecánico, muchas veces deprimido y demás, es porque ha pasado muchos años en el sistema formal de educación que no le han servido excepto para descubrir que eso que “aprendió” no puede aplicarlo a cuestionamientos existenciales que él tiene.

Sistema educativo formal

La escuela para cualquier persona ha sido simplemente algo que hay que pasar, algo que a nadie le gusta y que solamente nos liberamos de la misma cuando la terminamos. Fíjese la noción de educación y de amor por el saber que genera este sistema educativo. Siendo el ser humano un ser intelectual con inteligencia en cuya naturaleza está el deseo por saber y por aprender, la educación de hoy genera rechazo de lo que para él es natural.

Educar NO implica que el alumno repita sin comprender
 

Esta pequeña charla orienta a tomar conciencia de que educar no es hacer que el alumno repita sin comprender. Los profesores de hoy le tienen miedo a la Wikipedia. Solamente un docente puede tenerle miedo si sus clases son una repetición ciega de conocimientos que nadie comprende. Para el verdadero profesor que hace pensar, reflexionar, que enseña, que da contexto y sentido a lo que enseña, la Wikipedia jamás podría ser una competencia. El temor de hoy, de que los alumnos copien de la Wikipedia, habla de lo pésimo que es la educación y que, en realidad, no tiene nada que ver con una educación genuina. 

¿Hacia dónde debe orientarse una educación genuina? 
Hacia una concepción diferente del conocimiento en donde el ser humano no sea un recipiente al que se lo "llena" de información al modo de un mero recipiente. 

En el rostro de los alumnos, uno advierte cuestionamientos vitales muy profundos que la escuela no se preocupa por responder: ¿Qué es el mundo? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es la importancia de mi existencia? Frente a estas preguntas que están permanentemente latiendo en el corazón de todas las personas y especialmente de todos los alumnos, la supuesta educación de hoy calla. Pero hacemos de cuenta que no existen, tratamos temas que a nadie interesan y a eso le llamamos educación. Luego nos sorprendemos, cuando adolescentes o adultos viven vidas mecánicas, sin sentido, alienados, con depresión, y nos preguntamos ¿qué paso? ¿Cómo llegamos hasta acá? Es el sistema educativo de hoy el que necesariamente conduce ahí, y eso es de lo que tenemos que tomar conciencia.

Educación


Os dejo estas reflexiones sobre la educación para poder tomar conciencia de que lo que hoy se llama educación, en verdad no lo es. Debemos plantear un mínimo camino para empezar a vislumbrar otros senderos hacia los cuales debería orientarse una educación humana genuinamente entendida.


Fuente: Hugo Landolfi (victimaprotagonista.com)
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers