lunes, 16 de mayo de 2016

5 habilidades que nos tienen que diferenciar en la búsqueda de empleo para adelantarnos a lo que las empresas necesitan.


las redes sociales se mueven por modas y que existe una tendencia creciente a querer parecernos al de al lado, cuando la clave es justamente diferenciarnos cuanto más mejor.

Necesitamos empezar a despegarnos de ciertas habilidades para ser capaces de adelantarnos a lo que las empresas necesitan. Y para ello es necesario que empecemos a trabajar y potenciar nuevas capacidades que difícilmente encontrarás en una lista de forma habitual.


1- Learning agility, entendida como agilidad para aprender y adaptarse a las nuevas situaciones. Resulta evidente que las condiciones del mercado y de las empresas han cambiado y se hace necesario que las personas tengan capacidad para poder aprender de forma rápida nuevos conocimientos y, por lo tanto aplicarlos al puesto de trabajo.
Integra cinco grandes capacidades: 
  • Mental Agility o agilidad mental: los candidatos deben tener una mente rápida y lo suficientemente abierta para ser capaces de entender adecuadamente las claves de cada nuevo entorno, enfocándose a los aspectos críticos en un nuevo escenario.
  • People Agility o capacidad para detectar a las 'personas clave': la capacidad de saber qué personas nos pueden ayudar en un momento, por ejemplo de crisis, es fundamental para un candidato. Agilidad para valorar adecuadamente el perfil de nuevos compañeros, colaboradores o stakeholders.
  • Change Agility o agilidad para el cambio: las empresas cambian rápidamente de estrategia, mientras que las personas se adaptan con más lentitud. Los candidatos que quieran incorporarse al mercado laboral deben de tener muy desarrollada esta agilidad para capitalizar rápida y adecuadamente las situaciones de cambio.
  • Results Agility o agilidad para estar enfocados a resultados: una de las habilidades que debe tener un directivo para hacerse un hueco en el actual panorama laboral es la focalización a los resultados. La persona contratada, promovida o que cambia de función debe obtener rápidamente en su nueva responsabilidad mejores resultados de los que hasta ahora conseguía.
  • Self Awarenness o consciencia de las fortalezas y debilidades: la búsqueda de feedback y la capacidad para autoanalizarse con humildad son claves durante toda la carrera profesional. Pero especialmente en situaciones de cambio, el candidato debe ser muy consciente de sus fortalezas y áreas de mejora. De esta forma sabrá como afrontar cualquier situación que se le pueda presentar tanto en la entrevista como una vez incorporado a una nueva organización.
2- Storytelling o cómo contar tu trayectoria profesional de manera diferente. ¿Crees que tu currículum cuenta de ti lo que tú quieres que se sepa? Hoy en día existe tal cantidad de información a disposición de cualquiera que lo que se prima no es tanto lo que se dice sino Cómo se dice. Y es ahí donde entra en juego el storytelling. Olvídate del frío e inexpresivo currículum. Empieza a contar tu historia.
3- Incertidumbre como fiel compañera de viaje. Quienes se sientan cómodos con lo previsible, la estabilidad y la falta de cambios van a vivir una de las peores épocas. Nos guste poco o nada, la incertidumbre ha venido para quedarse y no va a desaparecer por muy bien que vaya la economía ni por mucho que se recupere la tasa de empleo. La incertidumbre es necesaria y conveniente ya que nos permite poder estar en constante actualización. Nos impulsa a buscar nuevas formas de trabajar y nos enseña a provocar cambios..


4- La capacidad para diseñar tu propio camino: hace varios años era bastante habitual que, cuando una empresa te contrataba, en el paquete viniese un plan de carrera y de desarrollo profesional. Hoy en día, esto cada vez sucede menos debido a que el tiempo medio de permanencia en las empresa se ha reducido drásticamente. No nos planteamos cuánto tiempo vamos a estar en una empresa, ya que lo que importa es la capacidad para poder decidir sobre nuestro futuro y desarrollo profesional. Y para ello resulta vital poder ser los únicos responsables del camino que tomamos. Nos hemos convertidos en arquitectos de nuestro presente, y por supuesto, de nuestro futuro.

5- Gestionar tu marca personal como si fueses un famos@. Esa gestión de su marca forma parte de su trabajo diario. Es cierto que viven de su imagen, y que también necesitan hacer visible su marca personal para enseñar/demostrar lo que pueden hacer. ¿Por qué no usar esa misma idea para la gestión de nuestra marca personal? Con frecuencia olvidamos esa parte tan importante de nuestra carrera profesional y que, curiosamente, resulta tan vital para poder ser reconocidos en un mundo donde hay tanta competencia.

Fuente: Isabel Iglesias
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers