martes, 24 de marzo de 2015

¿Qué derechos tienes trabajando desde casa? , aquí van unos consejos

Cada vez más trabajadores prestan sus servicios desde casaInternet y la flexibilidad de las empresas hacen que esto sea posible. 
Pero, ¿qué diferencias tiene trabajar en casa o en la oficina?

El trabajo a distancia
Estamos acostumbrados a considerar que para trabajar hay que desplazarse siempre a la oficina o puesto de trabajo. Pero existe la posibilidad de pactar entre empresa y trabajador otras opciones, como que el trabajador trabaje siempre a distancia,que trabaje unos días a distancia y otros en la oficina, o que se desplace solo a la sede de la empresa para algunas reuniones o recoger material de trabajo.
Se considerará que se trabaja a distancia cuando la mayoría del trabajo lo hace el trabajador en su casa o en el lugar que él elija, en vez de hacerlo presencialmente en la sede de la empresa.
Desde el año 2012 este tele-trabajo ya no se llama “trabajo a domicilio”, si no “trabajo a distancia”, ya que el trabajador no tiene por qué trabajar desde su casa, si no que puede elegir libremente donde prestar sus servicios. Además, desde la Reforma Laboral de ese año, como se ha dicho, el trabajador puede realizar parte de su jornada donde él elija y otra parte en la empresa.
Beneficios del trabajo a distancia
En los últimos años el trabajo a distancia es una modalidad que cada vez utilizan más empresas, aunque España sigue lejos en el uso de esta modalidad en comparación con otros países de la UE o Estados Unidos.
Este tipo de organización del trabajo tiene beneficios muchas veces en favor de tanto del trabajador como de la empresa:
  • El trabajador, ante todo puede conciliar mejor su vida personal y familiar con el trabajo, pero además no pierde tiempo en ir y volver al trabajo, ni gasta en ese desplazamiento, ya sea en gasolina o en transporte público.
  • La empresa reduce costes, al tener menos gasto en la oficina (electricidad, calefacción), y en algunos casos una reducción del coste salarial al no tener que pagar el plus transporte.
Además los datos indican que organizando de esta forma el trabajo se produce menos absentismo y mayor productividad, si se trabaja por objetivos.
Obviamente el trabajo a distancia también tiene inconvenientes, sobre todo derivados de los problemas que pueden surgir en la organización del trabajo, y a nivel personal del trabajador en los casos en los que se produce una confusión entre el trabajo y la vida familiar, y la falta de contacto con otras personas mientras se trabaja,
Indicación del teletrabajo en el contrato de trabajo
En el contrato de trabajo tiene que venir indicado que se trabaja a distancia, y tendrá que venir indicado el lugar donde preferentemente se trabaja. Como se ha dicho no será obligatorio que sea el domicilio del trabajador, ya que se puede elegir trabajar en algún otro lado.
El contrato puede ser indefinido o temporal. Como se puede ver en estos modelos en la cláusula primera existe el espacio para indicar dónde se va a trabajar a distancia.
Cláusula de trabajo a distancia en contrato indefinido
Actualmente ya se ha eliminado la necesidad que un visado administrativo especial para realizar estos contratos, y únicamente se tienen que registrar en el Servicio Público de Empleo, como todo el resto de contratos.
Los Convenios Colectivos pueden además establecer reglas especiales para los puestos que se puede ocupar por trabajadores que tele-trabajan.
Mismos derechos que los compañeros de las oficinas
En el 2012 se clarificaron los derechos que tienen los trabajadores a distancia, indicándose que tienen los mismos derechos que los trabajadores de la empresa que sí que acuden a la sede de la empresa.
Los tele-trabajadores tienen que tener los mismos derechos, salvo que sea algún derecho que vaya directamente unido al hecho de prestar los servicios en la oficina de la empresa, como puede ser el recibir el plus de transporte, o el derecho al comedor de la empresa o a los vales de comida.
Por lo que, excepto por esas salvedades, los trabajadores a distancia tienen derecho a recibir el mismo salario que si trabajasen presencialmente en la empresa, y a acceder a la formación profesional que de la empresa.
Además, actualmente los trabajadores a distancia tienen que estar adscritos a un centro de trabajo de la empresa. Con esta adscripción el trabajador puede así acceder a la representación colectiva a través de los sindicatos o los comités de empresa, al igual que el resto de compañeros.
Recientemente el Gobierno ha anunciado que no ve necesario por ahora desarrollar las leyes por las que se rige el trabajo a distancia, por lo que no se prevén grandes cambios en los derechos de los trabajadores a distancia. 
Posibilidad de cambiar a un trabajo presencial
La empresa y el trabajador pueden acordar el finalizar el trabajo a distancia y que se incorpore a la empresa de forma presencial en la oficina.
Pero además la empresa tiene la obligación de informar a los trabajadores a distancia de la existencia de puestos vacantes en los centros de trabajo, por si el trabajador quiere dejar de tele-trabajar.
Diferencia con los autónomos o falsos autónomos
Muchas veces se puede confundir el trabajo a distancia con un trabajador autónomo, o más aún, con un falso autónomo , al estar trabajando en el lugar que se elija, sin la vigilancia directa de un jefe o del empresario.
Pero el trabajador a distancia sigue siendo un trabajador por cuenta ajena, donde la empresa tiene que poner a disposición los medios para trabajar (un ordenador, los programas informáticos necesarios, el acceso a una intranet de la empresa, un teléfono…) y controla que el trabajador realice sus servicios (a través de fichar por internet, por un control del acceso a la intranet empresarial, por control de consecución de los objetivos…). El trabajador, a pesar de estar su casa, tiene que seguir cumpliendo las órdenes que le dé el empresario, ya que no elige libremente que trabajos hacer.


Consejos para trabajar desde casa
Trabajar desde casa puede tener muchos beneficios, pero es necesario tener una serie de pautas para evitar problemas, como la confusión entre el ocio y el trabajo, entre el lugar donde disfrutar de la familia y donde se trabaja, no conseguir la concentración necesaria o por el contrario no dejar de trabajar cuando hay que hacerlo.
Para evitar los inconvenientes que puede surgir por trabajar desde casa, ofrecemos unos consejos:
  • Hazte un calendario o agenda laboral: al no tener la vigilancia directa de un jefe que te supervisa, eres tú quien tiene que organizarse, por lo que es conveniente establecer una serie de objetivos.
  • Establece una rutina de trabajo: aunque no tiene que ser tan rígida que en una oficina es importante tener una rutina. Levantarse siempre a la misma hora, hacer siempre las pausas a la misma hora. Al trabajar en casa eres tu quien pone las normas de cómo se trabaja, pero es necesario poner esas normas.
  • Tener un horario de trabajo: con la hora de empezar y otra de acabar de trabajar, para evitar el riesgo de estar si no todo el día trabajando o por el contrato no hacer nada. Fija además objetivos diarios, tendrás la sensación de avanzar y saber cuándo hay que dejar de trabajar.
  • Evitar distracciones innecesarias: nada de trabajar con la televisión encendida, con el Facebook abierto, con el Whatsapp con volumen, o atender llamadas personales durante horas… a pesar de estar en casa, se está trabajando y es necesario concentrarse.
  • Crearse un puesto de trabajo: es muy importante hacerse un despachito o un lugar de trabajo en casa. De esta forma se diferencia el lugar donde se trabaja y el lugar donde se tiene ocio o se descansa. Si no se hace así es posible que se llegue a confundir el trabajo con el ocio, con consecuencias muy negativas. Además trabajar desde el sofá o la cama no solo es malo para la concentración, si no que puede tener también consecuencias físicas como dolores de espalda.
  • No perder el contacto con los compañeros: si se estaba en la oficina y se pasa a trabajar en casa, es conveniente mantener el contacto con ellos. De esta forma se mantiene el compañerismo y es más fácil trabajar en equipo cuando es necesario.
  • Salir de casa de vez en cuando: estar todo el día encerrado en casa puede ser muy negativo a nivel mental, pudiendo producirse episodios de depresión o un sentimiento de aislamiento. Busca lugares alternativos para trabajar como una biblioteca, una cafetería agradable con wifi, salas de coworking…
  • Quítate el pijama: vestirse como si se fuese a salir de casa, como forma de prepararse mentalmente a empezar a trabajar en casa, y como si se estuviese simplemente en casa.
  • Haz ejercicio: muchas veces al trabajar en casa ya no se hace ningún ejercicio, ni siquiera el camino que se hacía para ir a la oficina. Además es más fácil pasar varias veces por la cocina a picar algo. Para evitar las consecuencias negativas de no moverse es conveniente salir a hacer ejercicio. Además es una forma de despejarse y saber cuándo se ha terminado de trabajar.
Fuente: Jorge Danés, abogado laboralista (citapreviainem.es)
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers