lunes, 8 de febrero de 2016

¿Qué muestra el candidato de que está desesperado en la búsqueda de empleo?, Vídeo: ¿Quiénes son los que peor lo tienen para encontrar trabajo?

Si el candidato duda de sus propias capacidades, ¿Qué sensación transmite? ¿Por qué el reclutador no debería dudar de éstas? 

Si da la impresión de aceptar cualquier cosa que se le ofrezca, ¿Qué motivación real tiene para aceptar?  

Si la principal motivación del candidato es encontrar empleo, no transmite que se vaya a comprometer con el proyecto y la posición a largo término. Esto implica un elevado riesgo para la compañía.

Éstas son algunas de las conductas que transmiten este tipo de inseguridad por parte de los candidatos y que hacen pensar que no son una apuesta segura por parte de la empresa:
1) El candidato evita el contacto ocular mirando, principalmente, al suelo. Hay muchos gestos que denotan inseguridad pero, el más claro y preocupante de todos, a mi parecer, es evitar mirar a los ojos del interlocutor.
2) Respuestas evitativas o violentas ante la evaluación de las capacidades. Cuando se está pasando por una mal momento, es fácil sentirse atacado cuando el entrevistador evalúa ciertos aspectos especialmente sensibles. Ante esa situación, muchos candidatos o bien contra-argumentan con vehemencia o bien dan respuestas que evitan estos espinosos temas, al no verse seguros de poder defender su posición.
3) Un excesivo seguimiento de la entrevista. Es importante ponerse en contacto con el reclutador para hacer el seguimiento del estado de la candidatura. No obstante, cuando un candidato pregunta de manera insistente sobre su estado, manifiesta la inquietud y ansiedad que su situación le genera y eso le lleva a preguntar al reclutador sobre su motivación real para la posición.
4) Nerviosismo extremo en la entrevista. No es bueno entrevistar a alguien que está nervioso, no se valora en todo su potencial. No obstante, cuando esta ansiedad no disminuye, algo más ocurre. ¿De qué duda el candidato? ¿Qué hay que le genere ansiedad?

5) No hay interés alguno sobre las condiciones laborales. Normalmente los candidatos no preguntan demasiado sobre las condiciones del trabajo, pero cuando no muestran el más mínimo interés, da la impresión de que cualquier cosa les va bien.
6) No muestra ninguna motivación fuera de lo normal. Enlazado con el anterior punto, nos encontramos con éste. En la entrevista busca el reclutador que el candidato muestre alguna motivación más allá del sueldo para el trabajo. Cuando no parece haber una motivación clara por la posición, le surgen dudas sobre la viabilidad a largo término del candidato.
7) Apresuramiento en la entrevista. Muchas veces los candidatos que acuden a la entrevista de manera apresurada. No se informan sobre la empresa, no hacen ninguna pregunta y pasan por la entrevista como si de una carrera se tratara. En estos casos, parece que el candidato haya venido a la entrevista cómo si fuera una obligación e intente salir lo más rápido posible de ella.

Los que peor lo tienen para encontrar trabajo:

La crisis ha disparado el desempleo y el número de personas en riesgo de exclusión social. Para ellas están las empresas de inserción laboral que también ayudan a personas enfermas, con discapacidad, falta de estudios o una edad que les dificulta encontrar un trabajo. 

Visualiza el vídeo aquí: 

Los que peor lo tienen para encontrar trabajo
 

Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers