jueves, 9 de junio de 2016

¿Sabes afrontar cuando el reclutador te dice "no has sido seleccionado para el empleo" o "ya te llamaremos"?, prueba un ejercicio para responder con seguridad.


Puede suceder que antes de conseguir un empleo, debas pasar por diferentes negativas tales como «No das el perfil» o «No pasas a la siguiente fase», y muchas esperas: «Ya te llamaremos».

No todos tenemos la misma tolerancia a las negativas y esperas. Cada persona se lo toma de diferente manera, a unos les afecta más y a otros menos.
Una negativa puede bajar la autoestima, hacer que te sientas mal y menos motivado. Es el momento de darle la vuelta. No te limites a verlo como un fallo, sino como una oportunidad para mejorar lo que no te haya gustado; concíbelo como parte de tu propio aprendizaje.

Es conveniente observarlo con distancia para tratar de extraer toda la información posible. Cada vez que adaptes tu currículum a una oferta, cada vez que tengas una entrevista de trabajo, cada vez que hagas networking, intenta responderte a las siguientes preguntas:


¿Cuál considero qué es la impresión que se han llevado de mí?  

¿He transmitido correctamente la información que quería sobre mi proyecto?

¿Cuáles han sido mis puntos fuertes?

¿Cuáles han sido mis puntos débiles?

¿Qué podría mejorar para la siguiente ocasión?


Y, sobre todo, recuerda que cada una de estas experiencias es un paso más hacia la consecución de tu objetivo.

«Muy pocos aciertan antes de errar». Séneca

Hay pequeña técnica para afrontar y superar estas situaciones.

Si reaccionas de manera inadecuada ante un hecho, como por ejemplo, te bloqueas ante la falta de noticias de una oferta laboral, pierdes el control de los nervios en una entrevista de trabajo, no realizas las tareas necesarias en la búsqueda de empleo… prueba este ejercicio:
Crea una imagen mental de un semáforo, o si lo prefieres, dibújalo. Recuerda que la luz superior es roja, en medio está la amarilla y en la parte inferior la verde.



Sitúate en la luz roja:

Respira profundamente y conecta con el problema (tómate tu tiempo). Cuando hayas conectado, verbaliza el problema y explica cómo te hace sentir.


Sitúate en la luz amarilla:

En esta posición piensa en posibles soluciones. ¿Qué puedo hacer? ¿Qué opciones tengo?


Sitúate en la luz verde:

Visualiza las alternativas anteriores y llévalas mentalmente a la acción. ¿Cómo han funcionado? ¿Cuál es la mejor de las opciones? Una vez que hayas escogido la mejor opción, trasládala a la realidad.

Cuando te surja el problema actúa de la manera escogida y comprueba qué tal te sientes. Déjate llevar con seguridad por la situación, date tiempo hasta que logres actuar como deseas. Y si no funciona, detecta qué puede haber fallado y vuelve a intentarlo de nuevo.

Fuente: infojobs
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers