viernes, 22 de abril de 2016

¿Cómo evaluas tu entrevista de trabajo?, realiza el Test de Autoevaluación que te servirá de referencia.

Te imaginas que al finalizar la entrevista de trabajo el entrevistador te diese feedback sobre cómo te ha visto en la entrevista, los errores que has cometido y las pautas para corregirlos, cómo mejorar, etc. 

Sería muy útil, pero no suele ocurrir. Por eso será un trabajo personal, auto-evaluar tu actuación en la entrevista de trabajo con el objetivo de mejorar cada vez un poco más y conseguir el objetivo de ser considerado un buen candidato.

No es fácil autoevaluar cómo creemos que nos ha ido en una entrevista de trabajo, a continuación te presento algunas preguntas que puedes hacerte y que te darán pistas. Contesta de forma honesta y objetiva.
Autoevaluación. Cómo evaluar tu entrevista de trabajo:


1. ¿Llegaste a tiempo a la entrevista de trabajo?

Llegar cinco minutos antes de la hora prevista demuestra previsión, organización y respeto por el tiempo de la otra persona.
Llegar a tiempo no es un valor añadido, no te dará un punto extra porque se considera un mínimo, pero si vas a llegar tarde, al menos, tomate la molestia de contactar con el reclutador para avisarle, disculparte y dar un buen argumento.
  • Llegaste en tiempo= 0 puntos.
  • Llegaste tarde, pero avisaste: -1 punto.
  • Llegaste tarde y no avisaste: -2 puntos.

2. ¿Cómo fue el saludo inicial con el entrevistador?

Dicen que sólo tenemos una oportunidad para causar una primera buena impresión, y así es, por eso es importante que demos una imagen impecable desde el principio porque, esta, condicionará el resto de la relación.
  • Si comenzaste el saludo al entrevistador con una sincera sonrisa, contacto visual y un apretón de manos firme= 1 punto.
  • Si por el contrario, fallaste alguno de los tres elementos= 0 puntos.

3. ¿Cómo ibas vestido para la entrevista?

Este punto es más relativo porque entran en juego muchos factores, pero como regla general tomaremos como referencia al entrevistador y a las personas que veamos por la oficina.
  • Tu forma de vestir era similar (formalismo) a la del entrevistador y la mayoría de los trabajadores que pudiste ver= 1 punto.
  • Ibas excesivamente maquillada o tu forma de vestir era demasiado formal/informal en comparación con lo que viste= 0 puntos.

4. Información sobre la empresa

 Recabar información sobre la empresa y cómo hacerlo.
  • Si por el contrario o no conocías la mayor parte de estos datos o no supiste exponerlo con claridad= 0 puntos.
  • Sabías y lo demostraste en la entrevista: actividad, sector, plantilla, presencia nacional e internacional, servicios/productos, clientes y últimas novedades= 2 puntos.

5. ¿Has trasmitido confianza / credibilidad?

Tanto para incluir a una persona en nuestro círculo de amistades, como para contratar a una persona es necesario que podamos confiar en ella, que nos de buen feeling. Nos movemos, por tanto, en el mundo de las emociones, las percepciones que se forman son múltiples. Vamos a ver algunos de los detalles y factores:
Lenguaje corporal.
No voy a liarme con esto, voy a céntrame en dos cuestiones. Una, de ellas, es si mantuviste durante la entrevista una postura abierta o cerrada:
  • Postura abierta, es decir brazos y piernas sin cruzar= 1 punto.
  • Postura cerrada, sobre todo los brazos cruzados o formando una barrera delante del cuerpo durante gran parte de la entrevista= 0 puntos.
Y la otra, coherencia entre el lenguaje corporal y la comunicación oral:
  • Acompañaste tu comunicación oral con gestos de manos= 1 punto
  • Te llevaste las manos a la cara, cabeza o cuello con frecuencia (son síntomas de incomodidad, mentira o nerviosismo) = -1 punto.

La sonrisa (Sí otra vez…)
  • Sonreíste con una frecuencia moderada= 1 punto.
  • No sonreíste apenas o tu sonrisa se reducía a una mueca casi imperceptible= 0 puntos.
Mirada/contacto visual.
Es bueno mantener el contacto visual de forma natural mientras hablamos y mientras escuchamos, desviando la mirada de vez en cuando para no intimidar.
  • Este punto es muy difícil de evaluar por uno mismo, así que no te pediré que lo hagas.
Tono de voz.
Intenta hablar a un ritmo moderado, que no sea aburrido pero que tampoco sea atropellado y parezca nervioso. Es muy bueno si levantas el tono en aquellos puntos donde quieres hacer énfasis o quieres mostrar especial intereses o entusiasmo.
  • Tono correcto (velocidad moderada, vocalización, cambios de ritmo, énfasis, etc.)= 1 punto.
  • Tono incorrecto (velocidad demasiado lenta, tono monótono-lineal, nerviosismo, falta de vocalización, atropellado, etc.)= 0 puntos.
Pensamiento positivo.
  • Has mostrado que eres una persona optimista (Tendencia a ver y a juzgar las cosas en su aspecto más positivo o más favorable)= 1 punto.
  • Has mostrado que eres negativo (tiendes a centrarte en los problemas y no en las soluciones, ves la vida como algo conflictivo, duro y difícil)= -1 punto.
  • Hablas bien de anteriores empresas, jefes y compañeros= 1 punto.
  • Haces críticas a empresas anteriores, jefes o compañeros= -1 punto.
Sinceridad.
La honestidad suma, la mentira resta.
  • Te han pillado alguna mentira o error del CV, olvídate! = -10 puntos

6. Química con el entrevistador

Tienes la sensación de haber mantenido una conversación con una persona agradable con la que has congeniado, te has sentido cómodo, etc., enhorabuena con mucha probabilidad será mutuo, pero ¡ojo! no es suficiente= 2 puntos.
Sí por el contrario has tenido la sensación de que había una barrera entre ambos, no has llegado a conectar con el entrevistado y/o despertado sentimientos negativos o indiferente= 0 puntos.
Hay muchos entrevistadores que prefieren este tipo de relación, no tiene por qué ser una mala noticia.

7. Apoyo de argumentos con ejemplos e historias

El Storytelling y cómo usar la estrategia de contar historias como un arma muy poderosa en un proceso de selección.
  • Llevabas preparadas y tuviste la inteligencia de usar dos o tres historias o casos de éxito de tu trayectoria profesional para posicionarte y potenciar tus argumentos= 2 puntos.
  • Te limitaste a dar datos sobre funciones, habilidades pero no incluiste ejemplos o casos reales para darle más fuerza a tus argumentos= 0 puntos.

8. ¿Hubo preguntas difíciles?

Siempre hay preguntas más difíciles o incómodas, la clave está en cómo las lleves preparadas.
  • Llevabas preparadas las respuestas a las preguntas difíciles y por lo tanto tu respuesta fue clara, contundente y no dio lugar a más preguntas de indagación= 1 punto.
  • No llevabas suficientemente preparadas las respuestas y  estaban llenas de coletillas, eran dubitativas, o parecía que te estabas excusando= -2 puntos.

9. ¿Remarcaste en la entrevista tus puntos fuertes e información relevante?

  • Llevas preparado cuáles son tus puntos fuertes, con ejemplos para demostrarlo= 1 punto.
  • No llevabas preparados tus puntos fuertes o tuviste que improvisar una respuesta, te mostraste dubitativo, te costó encontrar cosas positivas o te dio vergüenza hablar bien de ti= -1 punto.

10. Puntos débiles.

  • Diste la respuesta típica, estandarizada que dejó de funcionar hace años: “soy muy exigente conmigo mismo bla bla…”, “soy demasiado perfeccionista bla, bla…”= -1 punto.
  • O por el contrario, fuiste honesto, cogiste un área de mejora real y comentaste cómo estás poniendo solución a esta carencia y cómo has ido evolucionando= 1 punto.

11. ¿Te hubiera gustado mencionar algo pero se te olvidó o no encontraste el momento?

  • Sí= 0 puntos.
  • No= 1 punto.

12. ¿Escucha activa?

Durante el turno en el que le toca hablar al reclutador:
  • Mantenías el contacto visual, asentías con la cabeza o hacías comentarios como “entiendo” de tal forma que el entrevistador tenía el feedback de que estabas escuchando con atención y comprendías lo que decía = 1 punto.
  • Te mantenías mirando fijamente al reclutador sin dar signos de vida o apartabas la mirada, te reclinabas sobre el respaldo o cruzabas los brazo (signos de falta de interés, apatía o aburrimiento) = -1 punto.

13. ¿Sabrías decir qué habilidades y tipo de experiencia quería el reclutador?

Con la información extraída de la oferta, de la web y de la entrevista, ¿sabrías cómo sería el candidato ideal que buscaba el entrevistador?
  • Sí, y además adaptaste el discurso a la información que sabías te iba a ayudar a posicionarte y a diferenciarte del resto= 5 puntos.
  • Sí, pero no supiste adaptar el discurso para posicionarte= 0 puntos.
  • No= -1 punto. Si no sabes qué tipo de candidato buscaban es que no has hecho un buen trabajo de investigación, no has prestado atención en la entrevista y, por lo tanto, no sabes qué partes de tu perfil les interesan y deberías haberlas puesto en valor, has perdido una buena oportunidad.

14. Cómo fueron tus respuestas.

  • Llevabas las respuestas preparadas , el orden de los argumentos y la información que querías dar, por lo tanto, tus respuestas fueron rápidas, concretas y aportabas la información que más te beneficiaba= 3 puntos.
  • Sabías lo que querías decir, pero no habías preparado suficiente lo que te interesaba contar, por lo que tomaste unos segundos para organizar la respuesta, te dejaste alguna cosa importante y diste información irrelevante= -1 punto.

15. ¿Hiciste preguntas al entrevistador?

Hacer preguntas demuestra interés y, además, demuestra que has hecho un buen trabajo de investigación.
  • , has hecho preguntas interesantes= 1 punto.
  • Sí, has preguntado por vacaciones y salario= -2 puntos.
  • No tenías dudas ni preguntas= -1 punto.

16. Despedida

  • Te despediste con una sonrisa, un buen apretón de manos y diste las gracias al entrevistador por la entrevista= 1 punto.
  • Despedida normal= 0 puntos.
  • Enviaste un mail de agradecimiento1 punto
Estos 16 puntos de autoevaluación de entrevistas de trabajo te servirán de referencia, no los tomes al pie de la letra, pero te servirán para reflexionar y evaluar los aspectos más importantes. Si por curiosidad quieres puntuar una entrevista, cópiate las preguntas en un Excel y puntúalas, cuanto más te aproximes a 28  puntos, mucho mejor.


Fuente: orientacionparaelempleo
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers