miércoles, 9 de marzo de 2016

¿Qué recetas "objetivas" hay para que puedas abandonar la cola del paro?


El mercado laboral está revolucionado y presenta unos niveles de cambio, exigencia y competitividad nunca vistos. Aquí tienes algunas recetas para triunfar en la difícil tarea de buscar trabajo, una actividad en la que debes convertirte en un verdadero experto.

Puedes reinventarte profesionalmente. En realidad, debes hacerlo para adaptarte a los cambios del mercado laboral. 

La contratación sube más que lo que cae el desempleo, en un momento en el que se está reduciendo la población activa, y esto implica que buena parte de los desanimados vuelve a buscar empleo, quizá porque renacen las esperanzas de encontrar trabajo.

Los datos esperanzadores no deben hacerte olvidar la competencia feroz y las transformaciones vertiginosas del mercado laboral, que pueden descolocarte. Ante la evidencia más que conocida de que los trabajos que triunfarán en la próxima década aún no existen, y de que los empleadores urgen a los candidatos a que presenten nuevas credenciales profesionales, capacidades y habilidades nunca vistas, lo primero que hay que tener en cuenta es que la reinvención profesional, aunque posible, resulta muy complicada.

1 Haz posible el cambio radical. Para la gente con una experiencia profesional reconocida, puede resultar arriesgado interrumpir su carrera para emprender un cambio total. A menos que se esté al comienzo de la vida laboral, no todos pueden permitirse invertir tiempo y dinero para desarrollar esas nuevas habilidades que ya resultan indispensables.

* En vez de cambiar tus funciones, debes pensar en iniciar tu actividad en un sector diferente, porque la estabilidad en el empleo ya no supone mantener el mismo trabajo en el mismo sector. Para eso se requiere crear nuestra propia estabilidad laboral –no hay perfiles profesionales exitosos, sino perfiles personales con éxito– y el triunfo profesional tiene que ver con estar al tanto, formarse continuamente y saber cuál es la evolución natural de lo que hemos estudiado y para lo que nos hemos preparado, ya que hoy resulta complicado que alguien pueda mostrarte el camino profesional ideal cuando estudias una carrera. Falta aprendizaje continuo, y también adaptación y visión desde arriba de las cosas que se pueden hacer. Por eso una de las estrategias que debes emprender es hacerte responsable de tu propia trayectoria profesional y de tu propia empleabilidad.

* Céntrate en el liderazgo personal que te lleva a trabajar tu reputación frente al entorno, para que seas tenido en cuenta en un ámbito de cambio. Mira a tu alrededor y, si no encuentras las condiciones adecuadas, créalas.

* Aparecen nuevas oportunidades que tienen que ver con la democratización tecnológica, que ha revolucionado también el negocio del reclutamiento. Surgen redes sociales y profesionales, portales de empleo de tercera generación, y algunas compañías buscan la autosuficiencia en términos de selección.

* Gestiona tus "perfiles sociales", porque algunas tendencias internacionales hablan de la posibilidad de que los empleadores puedan otorgar en un futuro cercano una importancia determinante a nuestra actividad en las redes sociales.

* Ocho de cada diez ofertas de empleo son invisibles. No se publican y resultan difíciles de identificar por los cauces tradicionales. Cada vez más, queda el recurso al networking o a las referencias que puedan hacer sobre ti conocidos o amigos.  

2 Actúa como un profesional en transición. Preséntate a todos los contactos profesionales como un profesional y no como un parado. Tu trabajo es encontrar empleo, y eso se ha convertido en una actividad complicada para la que se requiere ser un verdadero experto. Si estás desempleado di que estás en transición y en un replanteamiento de tu carrera en el que puedes aprovechar tus mejores capacidades y experiencia.  



3 Adáptate a los nuevos modelos de trabajo. Parece evidente que hay un nuevo modelo de relación profesional, y esto influye en tu búsqueda de empleo. Los profesionales se vuelven más móviles y se adaptan a otras fórmulas de trabajo independiente, freelance, multitarea o por proyectos. Las compañías tradicionales tienen que responder a todo esto con una nueva organización adaptada a los modelos laborales que se imponen. Y la selección y el reclutamiento se deben amoldar a esta relación entre empleadores y empleados. Debes tener en cuenta este nuevo escenario cuando escojas el tipo de organización y la actividad a la que te quieres dedicar.

Olvídate del puesto y piensa más bien en crear valor. Cada vez tiene menos importancia la posición concreta, y la tendencia será a que cada uno se comprometa con su propio proyecto empresarial.  

4 Haz que tu currículo funcione. Los nuevos modelos de búsqueda de empleo tienen que ver con el hecho de que las ofertas tradicionales y los anuncios de toda la vida cada vez son menos eficaces. Las nuevas exigencias implican una nueva manera de reclutar y una capacidad para sintetizar y comprender los valores de la compañía y para transmitirlos a quien los pueda entender. Se busca a un nuevo tipo de candidatos.

* Recuerda que la simple lectura del currículo ya no permite a un reclutador percibir qué tipo de profesional tiene delante. Hoy se tiende a tener en cuenta el peso de la personalidad y de los valores del candidato, y éstas son las herramientas que más ayudan a valorar cómo encajas en la cultura de la empresa.

* Para conseguir un currículo eficaz que te distinga del resto has de tener en cuenta que para los empleadores resultan cada vez más irrelevantes tus éxitos pasados y la forma tradicional en la que los vendes.

* Demuestra que puedes ofrecer valor para el futuro empleador. Así, tu CV debe reflejar los talentos y habilidades que eres capaz de ofrecer en el nuevo puesto.

5 Identifica las oportunidades reales de empleo. Necesitas conocer los sectores en los que has decidido trabajar; quién es quién y cuál es la situación de las compañías que operan en un sector determinado. Investiga qué perfiles serán los más demandados por las empresas y en qué sectores encontrarás posibilidades de recuperación y creación de empleo.

Según un estudio de Randstad, los profesionales de ventas y márketing, del sector de TIC, ingenieros y trabajadores del sector financiero serán quienes tengan más facilidades para acceder al mercado laboral este año. Hays añade el sector sanitario, que vive un cambio de ciclo y en el que conviven de forma simultánea múltiples estrategias conservadoras o agresivas. Entre los perfiles más solicitados estarán los key account management, los visitadores farmacéuticos y técnicos de registros.

* Según Hays, en los sectores de la construcción y el inmobiliario cobrarán valor posiciones como los consultores de inversiones y valoraciones, y los analistas de suelo.

* Para Randstad, el sector turístico aumentará su demanda de profesionales a través de hostelería, restauración, organización de viajes y desarrollo de actividades recreativas.

* Además, el sector industrial experimentará una mejoría, y destaca la progresión a corto plazo de la industria del automóvil, la químico-farmacéutica, alimentación y bebidas y fabricantes de bienes de equipo. En este sector se requerirán project managers, ingenieros de procesos y supply chain management.
Según Hays, los perfiles técnicos, ingenieros y TI seguirán siendo muy demandados: "En 2015, la demanda de ingenieros seguirá en auge, especialmente en el sector automoción gracias a la continuidad de la producción asignada a las plantas españolas. Las empresas buscarán directores de operaciones, jefes de proyecto, ingenieros de procesos y mejora continua y de calidad, y responsables de planta".



* Quienes buscan un nuevo puesto de trabajo deben tener además en cuenta que los perfiles orientados a la exportación y al comercio exterior también cobran protagonismo por la importancia que dan las empresas españolas a la venta de productos o servicios más allá de nuestras fronteras. Randstad cree que se demandarán profesionales de venta y márketing y técnicos en comercio internacional, mientras que Hays pronostica oportunidades para sales managers, area managers, online marketing managers, técnicos comerciales y trade marketing managers.

* También las tecnologías de la información y la comunicación se revelan como un sector en continuo desarrollo que ofrece posibilidades de empleo para programadores, desarrolladores de aplicaciones, administradores de sistemas informáticos o consultores de SEO y SEM.

Según Hays, "en el área de las nuevas tecnologías, las perspectivas anticipan cada vez más demanda". En este panorama positivo existe el riesgo de una guerra de salarios, y las posiciones más demandadas serán las de desarrolladores de Java, .NET, Ruby, Python, Javascript y Android. También se buscarán consultores de business intelligence & CRM y business developers.

* El sector financiero, según el informe de Randstad, "vuelve a repuntar en 2015, y requerirá la contratación de ejecutivos comerciales, gestores de banca privada y gestores de patrimonio". Hays predice que ganarán protagonismo posiciones como los analistas de riesgos, los especialistas en recuperación de deuda y profesionales senior para banca privada. En el sector de seguros, los perfiles más solicitados serán los actuarios, los suscriptores, directores comerciales, key account managers y profesionales de márketing online.

* Además, en logística y transporte también se da una reactivación que, en opinión de Randstad, ofrecerá oportunidades laborales a ejecutivos de ventas, key account managers y jefes de ventas, principalmente en transporte marítimo y aéreo. En Hays coinciden en la pujanza de la logística y pronostican incrementos de plantilla centrados en los departamentos de transporte, almacén, compras y comercial. Se buscarán comerciales (contract logistics y freight forwarding), inside sales, key account managers, supply chain managers y jefes de almacén.

* Según Adecco, el 31,2% de las ofertas de empleo que se publican en nuestro país exige el requisito de la edad. De media, se pide tener 35 años para optar a los puestos ofertados, pero por franjas, es la que va de los 26 a los 35 años la que más oferta recibe, el 53% del total. Debes tener en cuenta que el 76,8% de las ofertas hace referencia a la experiencia –se pide una media de 3,3 años de experiencia previa en puestos similares–, y que hay una relación directa entre el nivel de experiencia solicitado y la categoría profesional: a mayor categoría del puesto a cubrir, más años de actividad se requieren.

También conviene advertir que el 28,4% de las ofertas indica expresamente que no es necesaria ninguna experiencia previa. Esto ocurre porque se pretende contratar talento sin descubrir, pero también porque se ofrecen contratos mucho más básicos y con sueldos inferiores.

Fuente: Tino Fernández (Expansión)
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers