lunes, 5 de septiembre de 2016

¿Cuáles son las Técnicas y estrategias para la búsqueda de empleo que te lleven a conseguirlo?


Antes de comenzar la búsqueda activa de empleo, es necesario realizar un análisis personal y profesional, conocer el mercado laboral actual y definir un objetivo profesional. Una vez identificado el objetivo, ya se puede elaborar una estrategia centrada en el conjunto de acciones a desarrollar para encontrar la ocupación que se quiere alcanzar en la búsqueda de empleo.

Existen distintas estrategias y técnicas de búsqueda de empleo, aunque no siempre se utilizan todas, por lo que es importante conocer cada una de ellas para ayudarte a decidir en cada caso cuál será la más indicada y efectiva:

Oficinas de empleo.

Darse de alta como demandante de empleo permite el acceso a ofertas de trabajo, cursos, prestaciones o subsidios, servicios de orientación laboral, etc. Además, muchas entidades solicitan el certificado de inscripción para acceder a sus actividades, ofrecer descuentos, etc.

Red de contactos o networking.

Sólo un 20% de las ofertas de empleo son visibles, quedando ocultas el 80% de ellas. La red de contactos es una de las mejores herramientas para acceder a información sobre el mercado laboral oculto y nuevas oportunidades. Además, las empresas valoran tener referencias positivas de las personas candidatas a un puesto, sobre todo si provienen de alguien cercano y de su confianza.

Autocandidatura o candidatura espontánea.

Es otra fórmula eficaz de conocer las ofertas de empleo que no aparecen públicamente. La mayoría de las empresas que realizan contrataciones lo hacen a través de los curriculum vitae que ya tienen registrados en su base de datos.
La autocandidatura está especialmente indicada en aquellos casos en que se desea desempeñar un puesto de trabajo concreto o se está especialmente interesado en trabajar para una determinada empresa.

Marca personal.

Cada vez es más frecuente que las empresas capten talento mediante las redes sociales. Este método que pretende diferenciarnos de los demás y conseguir una mejor imagen en la red, puede ayudar a conseguir la inserción laboral.
La construcción de la marca personal requiere de tiempo y constancia, siendo fundamentales las estrategias que se utilicen para lograr una reputación online que nos muestre ante futuras empresas empleadoras como un buen profesional.
Algunos ejemplos para potenciar la imagen laboral son crear perfiles en redes sociales (Facebook, Twitter, Google+) y profesionales (Linkedin, Xing, Viadeo), mostrar en un blog o YouTube el conocimientos sobre un ámbito profesional concreto, e interactuar con otras personas escribiendo comentarios en redes, blogs o foros.

Anuncios de ofertas de empleo.

Es habitual encontrar ofertas de empleo en medios de comunicación (radio, televisión, internet o prensa), tablones de anuncios, boletines, etc. A la hora de responder a estos anuncios es recomendable analizar y examinar detenidamente dicha oferta, como requisitos, características del puesto, empresa, tipo de contrato…

Portales de empleo, buscadores de empleo y Apps de empleo.

Están considerados como una de las herramientas más útiles para conseguir empleo, y por tanto, una de las principales fuentes de reclutamiento. Se publican ofertas de empleo en diferentes categorías profesionales en las que hay que inscribirse para formar parte del proceso de selección.

Páginas webs de empresas.

Casi el 70% de las empresas españolas tienen página web. Normalmente disponen de un apartado para encontrar ofertas de empleo activas y una sección para contactar y enviar el curriculum vitae por email o en la misma web.

Empresas de trabajo temporal.

Son empresas de servicios que se dedican a proporcionar personal a otras empresas. Las contrataciones realizadas por las ETT`s son cada día mayores, resultando una estrategia útil a considerar en la búsqueda de empleo.

Agencias de colocación.

Son servicios de empleo de entidades públicas o privadas homologados por el Servicio Público de Empleo Estatal, que realizan tareas de intermediación laboral. Infórmate de las agencias que operan en tu entorno y acude a ellas, son un recurso muy útil.

Consultoras o empresas de selección de personal.

Son empresas privadas que prestan una serie de servicios a otras empresas, entre los cuales puede estar la selección de personal. Suelen trabajar con perfiles altamente cualificados o muy especializados. La decisión final del proceso de selección la tiene la empresa contratante.

Bolsas de trabajo.

La mayor parte de las instituciones públicas abren o convocan bolsas de trabajo para cubrir sus necesidades de personal. También, existen entidades privadas (colegios profesionales, asociaciones, sindicatos…) que actúan como intermediarias entre la oferta y demanda, de manera que ponen en contacto a la persona que busca trabajo con las diferentes ofertas de empresas a través de la inscripción en su bolsa de empleo.

Oposiciones.

La Administración Pública ofrece la posibilidad de optar a una variedad de puestos de trabajo, categorizados como puestos de personal funcionario o laboral, dependiendo de la demanda. Estos puestos conforman lo que se denomina como Oferta Pública de Empleo (OPE).
Cada Administración redacta su boletín oficial, donde publica su oferta de empleo: Diario Oficial de la Unión Europea, Boletín Oficial del Estado (BOE), Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Formación.

La participación en cursos facilita ampliar nuestra red de contactos, conseguir información sobre ofertas de empleo, ofrecer ideas sobre nuevas ocupaciones o tipos de empleos, además de adquirir nuevas habilidades y capacidades relacionadas con la profesión que se desea desempeñar.

Prácticas y voluntariado.

Estas actividades permiten darnos a conocer a las empresas, adquirir experiencia práctica para mejorar la posición frente al mercado de trabajo, así como asimilar los hábitos, valores y comportamientos más demandados y exigidos en el contexto empresarial presente.

Autoempleo o empleo por cuenta propia.

La persona genera su propia actividad laboral, siendo independiente en el desarrollo de su labor profesional y generando sus propios beneficios económicos. El trabajador se convierte en su propio empleador y, en algunos casos, llega a ser empresario porque contrata a otras personas.


Trabajar en el extranjero.

La Red Eures (Servicios de Empleo Europeos), es una red de cooperación creada por la Comisión para facilitar la libre circulación de trabajadores. Cuenta con un portal en internet, a través del cual se puede consultar información sobre la movilidad, ofertas de empleo en los países miembros y se puede introducir el currículum.

Empresas de inserción.

Son empresas que realizan un trabajo productivo participando en el mercado a través de la producción de bienes o la prestación de servicios. Tienen como objetivo principal la integración socio-laboral de personas en situación de exclusión social, mediante el desarrollo de un proyecto personal de inserción, proporcionándoles un trabajo remunerado, la formación y el acompañamiento necesario para mejorar sus condiciones de empleabilidad como tránsito al empleo ordinario.

Centros Especiales de Empleo.

Son empresas cuyo objetivo principal es el de proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite la integración laboral de éstos en el mercado ordinario de trabajo. Deben contar en su plantilla con un mínimo del 70% de trabajadores con discapacidad.
Fuente: Gema Pérez (Serendipiaorientacionlaboral)
Share:

Páginas vistas en total

Entrada destacada

Excelente corto animado de lo difícil que es ser autónomo en España

Olaf de Frozen, sueña con ser autónomo, es una parodia del locutor y publicista Carlos Roca que se ha popularizado.  "Ahorra...

¿Te gusta éste blog? Compartelo!

Suscríbete a Capacity.es

Etiquetas

Archivo del blog

Siguenos en Google

Facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers